16 de 04 de 2012

“Jamás cuentes una infidelidad”

Hace unos días tuve la posibilidad de presenciar una entretenida charla que dio la sicóloga Pilar Sordo con motivo del lanzamiento de la segunda temporada de la serie “Infieles” de Discovery Home & Health de VTR Sessions y me sorprendí con muchas de sus aseveraciones, las que aún retumban en mi cabeza.

La destacada profesional comenzó subrayando la diferencia abismal que hay entre los géneros y lo vulnerables que somos en algunos aspectos. Que a las mujeres nos enamoran por el oído, por lo que nos dicen y por cómo nos hacen sentir. Que nos trastornan los mensajitos de textos porque provocan sintonía cuando nos dicen lo que queremos oír. Y que por ello es que hoy muchas mujeres caen rendidas ante la seducción online, del cortejo por Twitter, Facebook o mail. Como si nos remontáramos a la época en la que nos conquistaban sólo por cartas eternas y románticas, en las que nos decían por qué no podían vivir sin nosotras. Cual princesas y príncipes en una historia de amor.

Sin embargo, cuando el proceso de conquista parece cumplido, cuando ya nos comprometemos con ese sabio de las palabras, ellos olvidan todo y vuelven la relación muy distinta a la que teníamos o prometían en sus cartas. Se olvidan del cortejo, se olvidan de las palabras que enamoran, se olvidan y dejan que el día a día ocurra de manera rutinaria y muy poco rosa, como nos gusta. Y en ese proceso de abandono, de descuido, es que las terceras personas entran tan fáciles al baile, porque justamente dan lo que no se tiene en casa, porque vuelven a traer a la vida ese encanto de la conquista inicial.

Pero, ¿qué pasa cuando se cae en las redes de la infidelidad? –sea por el motivo que sea-, entramos en una crisis de culpabilidad y dolor que no sabemos cómo exteriorizar. Y aquí es donde entra el consejo de Pilar Sordo que más me impactó: Jamás cuentes una infidelidad. Y cuando decimos jamás, es a nadie, ni siquiera a la mejor amiga… pero, sobre todo, nunca se lo cuentes a él, a quien engañaste. Plop.

¿Por qué? Porque no se puede actuar de manera egoísta cuando se ha producido una falta como esta. Y es que esta falta fue consecuencia de algún proceso interno individual que nos incomodaba, que nos tenía insatisfechas, que nos hacía infelices… y encontramos en el tercero todo lo que nos faltaba. Pero, ese proceso es nuestro y no de nuestra pareja. Sordo dice que no se puede enfrentar a tu pareja y decirle que se le ha sido infiel de buenas a primeras y descargar en él toda nuestra culpabilidad y problemas personales, porque el daño será mayor. Que ese terremoto emocional sólo lo debemos resolver en forma individual y luego de ello, regresar al nido con tranquilidad y teniendo la convicción que no se volverá a fallar y que se quiere recuperar lo perdido.

Luego, el matrimonio entra a una nueva etapa, toma una nueva forma con otros códigos que hay que comenzar a desarrollar. Y hay que fortalecer las falencias que como pareja afectaron. Porque uno es fiel donde se vive el amor y no donde se vive el compromiso. Todo tiene que ver con el sentimiento y no con quien se firma el papel. Por ello es que algunas mujeres que han sido infiel se sienten engañando al amante cuando están con el esposo… porque es el amante quien les hace sentir y revivir el amor y sentirse amadas. Pero, si en casa es tu marido el que te da esa sensación y se preocupa de mantenerte enamorada y no descuidada, entonces es ahí donde vivirás una relación fiel y un amor tranquilo, y donde no tendrás necesidad de mirar al de al lado, sino que querrás mantener el nido que ya tienes.

7 comentarios

YESI

16 de abril de 2013

JUSTO LO QUE YO NECESITABA!! ;)

Silvia

07 de abril de 2013

Llevo mucho tiempo con esto que has sintentizado TAN bien en la cabeza, dandome vueltas sin conseguir que tuvieran forma esos pensamientos. Me reconfortan porque me siento tan perdida...

Fran B.

19 de abril de 2012

Yo creo que uno es feliz donde se vive el amor y el compromiso. Ambos van de la mano. No creo en una visión sentimentalista de sentir algo especial y que eso sea suficiente para engañar y guardar el secreto por el resto de la vida. No estoy de acuerdo, esa es mi opinión.

Penelope

18 de abril de 2012

bueno querida amiga has centrado pue me a pasodo casi igual yo le hice infiel ami novio pero se lo dije sequimos juntos me perdono .pero es mejor que no se lo hubiera dicho pues hace aveses hace siertos comentarios incomodos . me sentia orrribe cuando el no se daba cuenta que yo necesitaba amor pero es mejor no decir nada pue es un problemas de nosotras.ademas los hombres tambien son infieles desde que nacieron asi que de sentirme culpabe nada que ver al principio peor despues comprendi que era una necesidad si o volvere hacer no o creo pues era una crisis de emosiones que si me ocurre d enuevo lo puedo resolver sola pues ya se que se siente .

confuendida

16 de abril de 2012

si te es infiel una vees lo sera siempre no seas tonta y sique con el termina con el por mas que te guste solo eres una mas para el porque tu y con quien te fue infiel valen lo mismos creeme yo lo vivi y duele aseptar que te engañaaron

Valeria

16 de abril de 2012

Gran nota. Es complejo el tema de la infidelidad y cuando leí lo de "No contar" quedé PLOP! Si me fueran infiel mi primera reacción sería "Esto se terminó y listo" porque no podría vivir bajo el mismo techo. Si fuera yo, no podría vivir con la culpa... No mal... Lo mejor es no caer en eso ;) Saludos.

Ma Eugenia

16 de abril de 2012

Que buena nota!! te felicito Karen por darnos estás notas, que creo que le pasa a muchas mujeres y no saben que hacer y que pensar, de este tema!!! Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último