07 de 03 de 2012

Cultura Eco: El algodón de la muerte

Juan Bennett, María Teresa Riveros y Cecilia Vinagre en Poise

En 2009 la cifra de suicidios de agricultores en una región de la India llegaba a 140 mil. ¿La razón? La física india y ganadora del premio Nobel Alternativo, Vandana Shiva lo explica en su libro “Las semillas del suicidio”, inspirado y basado en lo que el tristemente célebre algodón Bt de Monsanto provocó en su país. Antes que llegaran los agentes de Monsanto a la India para ofrecer a los algodoneros sus semillas tratadas para ser inmunes a ciertas plagas, los trabajadores utilizaban fertilizantes y pesticidas naturales, además, guardaban su producción de un año para otro sin problemas.

Pero las garras de Monsanto llegaron a la India y mediante ejecutivos bien entrenados y publicidad con rostros de la TV, por lo tanto cercanos y confiables para los agricultores, los convencieron de utilizar sus semillas, que según los anuncios, los harían multiplicar las ganancias a cifras millonarias. Claro que los ilusos no contaban con que la tierra no era la adecuada. Tampoco el clima. Las famosas semillas necesitaban riego sistemático y planificado y sólo el 10% de los algodoneros contaban con dicha teconología. La mayoría dependía de las lluvias como sistema de regadío. Al ver sus plantaciones afectadas, recurrían nuevamente a los ejecutivos de Monsanto en busca de solución y claro, la tenían, pero debían pagar por ella. Para rematar, las semillas estaba patentadas, así que si querían plantar nuevos campos, debían pagar. Los resultados son obvios: desastrozos. Y los campesinos, quebrados. Las autoridades, como en la mayoría de los casos y de los países, estaban de parte de la empresa.

Actualmente y a pesar de que Monsanto admitió -a su manera- que la semilla de algodón Bt no dio los resultados que esperaban, su venta (y la de todas las semillas manipuladas genéticamente por la empresa) se ha extendido a Sudamérica y Africa.

Vale destacar que en 1987 la India producía dos millones 254 mil toneladas de semillas de algodón y 820 mil toneladas de fibra. El país era el tercer productor mundial de algodón, tras Estados Unidos y China. Hoy, las cifras en la India se miden en muertos. En Europa, el algodón Bt no está permitido.

 

Puedes seguirla en Twitter @aleazul

2 comentarios

Ale

07 de marzo de 2012

Cony, me alegré al leer tu comentario, a pesar de que el tema no es para sentirse contenta. Cada vez que alguien se compromete aunque sea emocionalmente con los problemas de este tipo, creo que aún tenemos esperanza...aunque a la gran mayoría no le interesan. ¡Éxito en tus estudios!

Cony

07 de marzo de 2012

Yo soy estudiante de Agronomía de la Universidad de Chile y es una pena ver como futuros agrónomos no presta atención a temas tan importantes como éste... a nuestro país le falta mucha cultura para darse cuenta de la importancia de las cosas entre ellas el no jugar con la ignorancia del más pobre, hay que poner un pare a Monsanto pero si las autoridades se unen a él no habrá quien pueda controlarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último