11 de 01 de 2012

Cultura Eco: Lo que el fuego se llevó

Ahora el turno es de la reserva natural Altos de Cantillana en al comuna de Paine. Desde ayer, las llamas han consumido cerca de 30 hectáreas en un siniestro sin control, en un lugar de muy difícil acceso y rico en vegetación nativa. Una vez más, el fuego termina con un ecosistema, arrasa con flora y fauna que por lo menos en lo imediato, no se recuperará.

No es nuevo que casi en su totalidad, los incendios forestales son responsabilidad humana. Accidentes en su mayoría, pero es el descuido o mal manejo de alguien, que cada verano causa una verdaera tragedia para la naturaleza de nuestro país.

Ya el 2005 la irresponsabilidad de un ciudadano checo destruyó cerca de 15 mil hectáreas en el Parque Nacional Torres del Paine. Y a pesar de que el gobierno de su país se comprometió a ayudar a su recuperación, el castigo que recibió (una multa de apenas 120 mil pesos), no guarda relación con el daño provocado.

En este sentido, el comienzo de este 2012 no fue el mejor. Una vez más el Parque Nacional Torres del Paine, declarado en 1978 Reserva Mundial de la Biósfera, fue arasado por el fuego y como una penosa coincidencia, también fue un turista extranjero -el ciudadano israelí Roter Singer- el que al quemar papel higiénico, partió con el incendio.

Lamentablemente y desde que tengo uso de razón, recuerdo que todos los veranos los incendios forestales eran noticia. Y en todo este tiempo, nada ha cambiado. Es inevitable acordarme de lo que padecieron unos chilenos que tuvieron la mala ocurrencia de orinar en el monumento de un héroe de Tacna y peor, lo pasaron los también compatriotas que hicieron un graffiti en unos de piedra en el Cuzco.

Después de ver con impotencia como el fuego consume áreas silvestres protegidas y en general, nuestra maravillosa naturaleza, me queda la sensación de que no es algo importante para las autoridades. Tengo la impresión de que no se hace lo suficiente, que no existe el personal suficiente ni capacitado para resguardar nuestra flora y fauna. Y peor aún, que si nosotros mismos no tenemos respeto por nuestro entorno, no hacemos que los extranjeros lo cuiden y se preocupen. No basta con poner letreros de advertencia, está ultracomprobado, tampoco con hacer trípticos y entregarlos en el camino. Tenemos que crear conciencia, debemos aprender a respetar el medio ambiente y entender que nuestro Planeta no es desechable y lo que destruimos, quizás, nuestros tataranietos podrán ver recuperado.

La foto es de www.latercera.com

1 comentarios

camila reyes

11 de enero de 2012

que rabia!! cuando vamos aprender a respetar el medio ambiente quizás a muchas personas no les interesa este tema pero la verdad es que es muy importante ya que es el hogar de todos.No es suficiente los letreros y los trípticos que entregan. ¿cuando vamos a tomar conciencia de lo que esto significa para todos? y es que ya es hora de tomar conciencia ya que durante años han sucedido los mismos problemas de incendios forestales no se trata de un simple incidente se trata de tener un poco de cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último