29 de 11 de 2011

¿Qué tipo de piel tengo?

Conozco a muchas mujeres que si les pregunto sobre su tipo de piel me dicen”no sé”, “mixta…creo”, “seca puede ser”, pero ninguna responde con certeza. Saber qué tipo de piel tienes es muy importante, no sólo para comprar la crema facial correcta, sino que también a la hora de maquillarte. Es por eso que les voy a dar algunos tips para que analicen su piel y sepan cuál es su tipo.

Primero: hagamos el test. Estas son preguntas que debes hacerte.

Tu cara sin maquillaje ni productos ¿cómo se ve? Escamosa (seca), brillosa (grasosa) o suave (normal).

Ahora, recién lavada. Tirante en la frente, es una índice de piel seca.

¿Cómo se ve al mediodía? ¿Está seca aún cuando tiens make up?

¿Qué factores de tu estilo de vida afectan tu piel? Estrés, cambios homonales, exposición solar o dieta, entre otros.

¿Tu piel tiene daños por el sol notorios? ¿Cómo te proteges?

Ahora, los tipos de piel.

Piel Normal. Se siente confortable después de lavarla, y suave al tacto aún cuando tiene pequeños poros. La mejillas son el área más seca, pero no al extremo. Puede verse algo de brillo y poros más grandes en la zona T y mentón. Y por último, tanto los niveles de agua como de aceite (grasa) están balanceados.

Piel Seca/Extra Seca. Se siente tirante luego de lavarla, puede verse seca o escamosa. Se siente áspera y desigual, deshidratada. Puede ser algo sensible, los poros son pequeños, casi invisibles, y las líneas de expresión se notan más rápido que en otros tipos de piel.

Piel Grasa. Este tipo de piel es brillosa, sobre todo, en la zona T. Suelen tener poros notorios y aparición frecuente de granos. Y también se notan más los signos de la edad, como las finas líneas de expresión.

Piel Mixta. Grasosa también en la zona T, mejillas secas, poros más extensos en la frente, nariz y mentón.

Piel Sensible. Varía de seca a grasosa. Se irrita fácilemente con los cosméticos, cremas de limpieza, etc. Propensa al enrojecimiento. Suele sufrir de picazón y manchas.

Tienes que tener en cuenta que el tipo de piel puede cambiar por factores ambientales, dietas, salud e inlcuso productos que utilices. Y hay condiciones que pueden ocultar el tipo de piel que ahora tienes. El color rojo, la sequedad y las descamación pueden ser causadas por una condición médica. Los productos para el cuidado de la piel pueden ser usados en exceso, causando que la piel grasosa se transforme en seca o escamosa. El rojizo y la irritación pueden ser provocadas por una alergia a los productos de limpieza, cremas o maquillaje, por lo que habría que intentar con otros.

El cuidado de la piel, sobre todo la facial, es muy importante. Y debemos partir desde la base, saber qué tipo tenemos. Ojalá que les haya servido.

2 comentarios

Marión

29 de noviembre de 2011

Ahora me quedo muy claro que tipo de piel tengo , ya que no estaba el de todo segura antes ....

Daniela

29 de noviembre de 2011

Me quedo clarísimo mi tipo de piel!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último