29 de 08 de 2011

Los celos que te carcomen…

somethings-gotta-give-14

Recuerdo aún con claridad mis primeros años de matrimonio. Al regreso de nuestra luna de miel ya esperaba mi primer hijo y él trabajaba a cargo de doce mujeres que yo no conocía. Fueron años horribles imaginándome todo tipo de películas entre él y ellas. Y, por supuesto, toda reunión, viaje o lo que fuese, se transformaba en una gran pelea. Yo, además, había decidido dejar de trabajar un tiempo para criar a mi hijo, lo que mantenía mi cabeza enrollada casi todo el tiempo. Así, confieso que fui de las mujeres que registra el celular, revisa los correos electrónicos y hasta el computador de la pareja. Una locura desgastante y autodestructiva.
Sin embargo, como nunca encontré nada y como mis celos estaban destruyendo la relación, trabajé en ellos en pro de nuestro matrimonio. Hoy, pese a tener celos, los manejo de mejor manera y no se los hago saber… salvo determinadas situaciones. Lo que está bien, pues también ayuda a que él se sienta atractivo para mí. El problema es cuando estos celos traspasan toda ‘normalidad’. Es decir, cuando te cela el hecho que salga con sus amigos, el que hable con una familiar e incluso te moleste que hable con su hermana. En esos casos se habla de celos patológicos, los que llegan a tal obsesividad que la persona puede llegar al descontrol y la violencia.

Por lo mismo, en muchos de estos casos se produce una alteración en la percepción de la realidad, existiendo pensamientos infundados de traición y abandono. Claro, en estas personas, notas como la de ayer en LUN sobre el alto índice de mujeres infieles en nuestro país, provocan tal temor, que aumentan sus ansias de controlar la vida de sus parejas como sea. Y es que los celos, por lo general, se deben a inseguridades y al deseo de control sobre el otro, lo que hay que aprender a manejar pues es muy dañino para la relación y para la vida de una misma.

Si el hombre tiene la intención de engañarte, lo hará aunque tú estés las 24 horas del día sobre él. Encontrará la forma de hacerlo, te lo aseguro. Por eso, si eres de las mujeres que siguen a sus parejas y hurgan en toda su privacidad, te invito a que dejes de hacerlo y evalúes incluso tomar terapia sicológica para mejorar tu autoestima y entender que el verdadero amor está justamente en la libertad de ser de cada individuo. Las tentaciones siempre están, pero la libertad individual te permite elegir volver cada día a los brazos de tu pareja porque es lo que tú quieres.

7 comentarios

Juany

03 de septiembre de 2011

Es comun que pase ésto, tanto de parte de la mujer como del hombre, pero lo que tenemos que pensar es que, cuanto mas celas y perseguis a una persona, mas la incentivas a que te sea infiel y a que te sea infiel con la primer persona que se les cruce... hay que jedar vivir en libertad al otro para poder vivir tranquilo, UNO MISMO.-

marienne

02 de septiembre de 2011

yo siento k cambio cada dia para no caer en ese abismo de los celos

miriam

30 de agosto de 2011

Es cierto q con los celos terminamos con la relacion debemos tener cada quien una vida y al mismo tiempo una juntos

Karen

29 de agosto de 2011

Myriam, prometo buscarte y dártelos antes de que termine la semana. Carolina y Karen, es absolutamente para ambos lados. Puedes celar o ser celada... pero el tema SIEMPRE es desagradable. Ánimo, que se puede mejorar y es algo por salud mental y hasta física necesario de controlar. Yo no quisiera volver a tener la sensación constante de que en cualquier minuto me pueden engañar... si hasta me dolía la guata de tantas películas que me pasaba!!! Vamos, que vivir amores libres es mejor. Cariños a todas,

Myriam

29 de agosto de 2011

He tenido muchos problemas por esto, un poco fundados pero amo a mi pareja y quiero mejorar... no lo celo con todo es ese tema puntual, quiero buscar ayuda psicologica pero no se por donde empezar... si tienen datos de buenas medicos aca en stgo se agradeceran... Saludos para todas!!

Carolina

29 de agosto de 2011

Los celos son una verdadera enfermedad, leyendo el artículo me sentí identificada con gran parte de él, creo que en el fondo son el miedo a ser abandonados por el ser que amamos... es fuerte el tema y debo tratar de cambiarlo...

Karen

29 de agosto de 2011

"Las tentaciones siempre están, pero la libertad individual te permite elegir volver cada día a los brazos de tu pareja porque es lo que tú quieres..." Tanto para ellos como para nosotras. Buen tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último