09 de 08 de 2011

El secreto de la Bella Durmiente…

Quizás la Bella Durmiente tenía razón, hay que dormir para ser bella. Y es que incluso los estudios lo confirman. La falta de descanso, un estilo de vida agitado y el mal dormir son los principales enemigos de una piel saludable. ¿Imagínense el Príncipe se hubiese encontrado con una Princesa Aurora de piel opaca y arrugada?

Está claro que la modernidad nos ha brindado un sinfín de beneficios, sin embargo, también ciertas consecuencias negativas. El stress y ritmo de trabajo en la actualidad, a lo que se suma el poco descanso, perjudica enormemente nuestra salud y belleza de la piel sin darnos cuenta. Hoy es más común encontrarse con pieles opacas y dañadas, y con arrugas y surcos tempranos, que con pieles aterciopeladas y parejas. Por eso es importante su cuidado, ya que sobre todo el rostro necesita del descanso corporal y horas de sueño suficiente (entre 6 y 8 horas en un adulto).

Claramente la Bella Durmiente no tenía cirujano plástico a cual recurrir, y su rutina de sueño, por cosas del destino e inevitables, le funcionó. Pero nosotros tenemos al alcance de nuestras manos los mejores profesiones y justamente Viviana Spröhnle, cirujano plástico miembro de la Sociedad de Cirujanos Plásticos de Chile, confirma que mientras dormimos la mente pasa por un proceso inactivo, no así el sistema hormonal, ya que la hormona del crecimiento se activa durante las horas de sueño, renovando células envejecidas y deterioradas. Agrega además que si no duermes no eliminas los desechos y toxinas, apareciendo las arrugas, ojeras y la piel opaca.

Por lo tanto el no dormir afecta directamente en el cuidado de nuestra piel, y el tener las horas de sueño suficiente es una tendencia que va en aumento. El dermatólogo Rodolfo Klein, de Klein y Klein, señala que al ser la piel el órgano más extenso der se humano, todo lo que ocurre en el resto del cuerpo se refleja y manifiesta en ella. Nuevamente una prueba más de la importancia de su cuidado.

Es un hecho que al envejecer la capacidad regenerativa y la reserva funcional de la piel disminuye, pero a esto hoy se le suman los diferentes factores externos de nuetros estilos de vida como el fumar, el aclohol, la contaminación y la exposición solar, por ejemplo. Claramente cosas que la Princesa Aurora no hacía, pero son factores parte de nuestro día a día. Y con este ritmo en un tiempo más los daños se notarán a partir de los 30 años, aclara Viviana.

Es por esto que los expertos recomiendan el cuidado desde muy temprana edad, para combatir las consecuencias de una vida agitada. Reconozco que he escuchado a muchas amigas decir “ay, para qué ponerse cremas anti arrugas ahora, no sirven de nada”. Siempre he pensado que cometen un error, y que cuidarse y prevenir no cuesta nada. Darle a la piel la higiene e hidratación necesaria para tener quizás no un rostro perfecto pero si saludable.

 

1 comentarios

andrea

15 de septiembre de 2011

sera posible que personas con DIAVETES lo puedan consumir nesecito la respuesta de urgencia por favor los que sepan....??????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último