12 de 07 de 2011

Tips de belleza, los polvos

Andrea Wahr y Germán Romero en Trenes Europeos.

El maquillaje es una de las tantas preocupaciones que tenemos las mujeres en nuestro día a día. Nos gusta vernos bien, con buen color, no parecer enfermas, pero tampoco vernos como payaso de circo. Y parte de esa preocupación es saber elegir nuestro make up. Por esa razón hoy hablaremos de uno de los básicos: los polvos.
¿Cuál debería usar según mi tipo de piel? ¿Hay uno que sirva para todas? ¿Debo fijarme en la textura? Y así un sin fin de preguntas, que más de alguna vez se nos han pasado por la mente y nadie ha sabido respondernos. Bueno por eso hoy les entregaremos algunos tips.
En cuanto al color…
Como base, deben saber que los polvos sólo dan el resultado esperado si se trata del color adecuado. Para la mayoría de las mujeres el color que funciona a la perfección es aquel que tiene un matiz amarillo, porque es el tono amarillo el que le da el toque cálido a la piel. Los polvos color blanco, son recomendables sólo para quienes de verdad tienen la piel muy blanca, como suele ocurrir con las pelirrojas, por ejemplo. Y los polvos translúcidos, no son una buena opción si el maquillaje no es lo tuyo,  si bien son ideales para quitar el brillo y dar un look más aterciopelado, también puedes quedar con aire “ceniciento” en la cara. ¿Y los polvos bronceadores? Harina de otro costal, otro día hablaremos de ellos.
Pasemos a la textura…
El polvo compacto, que todas llevamos en la cartera, es el mejor para esos retoques a media mañana o  en medio de un matrimonio, y para lucir un look más natural, mientras que el polvo suelto es más denso por lo que dura más tiempo y cubre más. Dependiendo del tipo de piel puede ser un tono mate o más puro. Sin embargo, no todas necesitan polvos sueltos. Las que tienen una piel más seca deberían usar sólo un poco para fijar el corrector bajo los ojos y listo.
Finalmente el pequeño gran detalle…la brocha
Esta es una de las determinantes del buen uso de los polvos. Una buena brocha te dará la cantidad perfecta de polvo para tu piel. Usar esa esponja con la que suelen venir algunos polvos, no es lo que recomiendan ya que se se verá un acabado liso y opaco, cuando debería ser más puro. Además, debes tener una brocha limpia para remover el exceso de polvo luego de usar la esponja o la brocha que utilizas siempre. Y esas más pequeñas que se usan como corrector, son ideales para aplicar los polvos en las extremos de la cara, alrededor de los ojos, la boca y nariz.
Algunos tips que nunca están demás.

3 comentarios

cami_

18 de julio de 2011

mmm ; ami me gustan los polvos translucidos pork son como mas sueltos no ? mas ligeros diria yo bueno todo depende como te lo aplikes pork uno nokere parecer payaso pero tampcoo ke no stas maquillaja como de cara lavada si ke ay ke star como entre medio bueno solo eso saludosss! amola revista!

Shirley

12 de julio de 2011

Concuerdo con Fran, no se les olvide el cuello y hasta el escote si llevan una blusa o vestido escotado! Y cuando yo me pongo polvos traslúcidos siempre trato de sacudir la brocha antes de ponermelos para quitar el exceso, sino quedas con algunas partes del rostro super empolvadas y tenés que quitartelo con algodón sino quedás como una momia (me paso varias veces en mis comienzos con los polvos sueltos) También en las noches, me gusta utilizar polvos con un poquito de brillo, ya que le dan luz al rostro.

fran

12 de julio de 2011

No se olviden del cuello, de la pera hacia abajo también es necesario aplicra polvos, para que no exista un color tan diferente entre la cara y el escote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último