24 de 04 de 2011

La vida es mucho más que esto

Las últimas semanas he corrido tanto por trabajo que ni tiempo he tenido para mí misma. Mi marido, dueño de una exitosa carrera profesional, tampoco llega temprano por su exigente trabajo y, además, porque ha empezado a estudiar un Magíster. Y como la nana se fue justo antes de esta locura, es que mis hijos han pasado de casa en casa como herederos de
gitanos. Y así me pilló el fin de semana santo, colapsada, agotada y con una tolerancia mínima a todos los conflictos.
Sin embargo, mi vida tendría una premio. Mi mejor amiga desde chiquititas, nos invitó a su casa en el lago. Lo curioso de la vida es que al llegar, el lago nos recibió con un feroz temblor, comenzó una tormenta y hasta se nos cortó la luz. Yo, que venía con otras expectativas, sólo atiné a sonreír. ¿No es acaso esto a lo que se refiere el ¨recogimiento¨ de Semana Santa? ¿No se trata de parar la máquina, respirar hondo y valorar lo que somos y tenemos? Entonces me eché en el sillón frente a la chimenea, acurruqué a mis dos hijos y cerré los ojos sólo la sentir cómo se movían los árboles con el viento. Sentir cómo mi hija de tres años me acariciaba los brazos y mi hijo de siete me besaba la mejilla. Sólo para sentir que estoy viva, que tengo más de lo que necesito, y que aún no pierdo la capacidad de vibrar con cosas simples de la vida.
Hoy llevamos dos días sin luz y creo que he disfrutado más que nunca. Lamento tanto no darme cuenta más a diario que la vida es más que reunir cosas, tener tanto y disfrutar tan poco. Lamento no decir más veces te quiero a mis hijos y saborear sus besos con calma, porque siempre voy atrasada a todo. Lamento no oír con más concentración sus innumerables historias. Lamento incluso no hacer más oídos sordos a las noticias y darle más gracias a Dios por lo que me ha dado.
La conciencia de los errores y de las falencias es lo que nos hace crecer y madurar. Y hacer conciente la vida es lo que nos ayuda a disfrutarla de verdad. Feliz Pascua de Resurrección para todas.

6 comentarios

gabby

26 de abril de 2011

uf!!! que cierto todo lo que escribes, me llegó como una cachetada gigante, GRACIAS...!!!

Carolina

26 de abril de 2011

Fantástico, Maravilloso, Felicidades!!!!

SrtaLee

24 de abril de 2011

En realidad esas pausas en la vida son inmensamente necesarias, sobretodo en estos tiempos. Lástima que los findes largos no sean tantos, pero así y todo hay que darse ese tiempo para una y para los que más quiere. No debemos dejar que nos coma la máquina. Saludos!

Pauli San Miguel Echeverria

24 de abril de 2011

Me encanto! Tan cierto.. se nos olvida para que vivimos.

Mexicana

24 de abril de 2011

Que inspirador!!! y que cierto también.

Valeska E.

24 de abril de 2011

Así es, lamentablemente no nos damos cuenta de las cosas que nos rodean, de lo bella que es la vida y de lo felices que seriamos si aprendiéramos a disfrutar de las cosas simples. Por insólito que sea, eso nos ocurre cuando ya estamos al borde del colapso, cuando nos olvidamos de todo y solo, egoistamente, creemos que lo mas importante es lo que nos pasa a nosotras. Pero siempre esta DIOS, que de una u otra manera nos hace entender que el existe y que nada es peor, que todo pasara y que el jamas nos dejara de amar. Feliz pascua de resurrección taconeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último