08 de 03 de 2011

Día internacional de la mujer

Hoy se celebra en todo el mundo nuestro día. Esta mañana vi en diferentes canales que a las conductoras de los matinales les regalaron flores y fueron ampliamente reconocidas. Los informativos hicieron contactos con la ministra del Sernam, Carolina Schmidt, y en un enlace con una notera, la felicitaban. Pero ¿qué se celebra?

Al margen de la historia -que ni siquiera es tan clara respecto al origen, tal como se explica en el reportaje que aparece en Para Tí de marzo- se supone que en este día se reconoce nuestra noble presencia en el mundo y el aporte que hemos hecho a la historia y la humanidad. ¿De qué manera? Mediante actos, desayunos, flores, regalos y, quizás, unos minutos menos de trabajo.

Pero en concreto, tener un Día Internacional de la Mujer, a mi modesto entender, no sirve absolutamente de nada si las mujeres en Chile seguimos siendo subvaloradas laboralmente, ganando la tercera parte del sueldo de un hombre, si habiendo un gran número de jefas de hogar, no existen leyes o normas laborales que nos ayuden a ejercer como tal, si vivimos amenazadas por parejas golpeadoras que circulan en la más absoluta impunidad a pesar de las denuncias, si en el mundo siguen matando a mujeres lapidadas por no obedecer a sus maridos o son mutiladas sexualmente porque no tienen derecho a sentir placer, o miles de niñas que aún en pleno siglo XXI siguen siendo eliminadas al momento de nacer, por el sólo hecho de nacer mujeres.

Por contraparte, los hombres no tienen un día internacional, a pesar de su enorme aporte a la humanidad. Desde la Creación hasta nuestros días, los hitos más importantes en la historia del mundo han sido protagonizados por hombres y por ellos, y han recibido el reconocimiento correspondiente. Quizás por eso, porque cada cosa que hacen se les reconoce como corresponde, es que no necesitan un día especial.
A mí me suena esto al típico comentario en los días de… Por ejemplo, el de los enamorados: “hay que amar a la pareja todos los días”; o el de la madre: “debemos premiar todos los días a nuestras madres, no sólo una vez al año”. Personalmente prefiriría eso, que existiera un reconocimiento cívico y social constante, a través de leyes justas y conductas acordes a los tiempos que vivimos. Un día al año, al menos a mí, no me sirve de nada.

La foto corresponde a la obra de Botticelli, “El nacimiento de Venus”.

2 comentarios

Ale

08 de marzo de 2011

Si queremos igualdad, instauremos el Día Internacional del Hombre!

Paula Avilés

08 de marzo de 2011

Estoy de acuerdo en varias cosas de las que escribes... muchas. Sin embargo, como por siglos el mundo fue de total dominio de los hombres, creo importante que lo celebremos o conmemoremos. Una cosa no quita la otra. Siento que es como si dicidiéramos no celebrar el cumpleaños, 'el día' del año en que todos nos desean lo mejor. Siento que esto es un poco lo mismo. Y como mujeres tenemos el gran deber de educar a los hijos con un foco y una mirada distinta, ellos será capaces de hacer y vivir los grandes cambios. A veces los avances no se notan porque son paulatinos,,, pero cuando miramos hacia atrás pucha que ha cambiado la cosa. Que este día nos ayude a recordar qué nos falta! un abrazo mujer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último