18 de 02 de 2011

Platea Vip: “El Vencedor”, una película de carne y hueso

Una madre dominante y castradora… de las peores. Así es Alice (Marissa Leo) en El Vencedor, película biográfica inspirada en el boxeador Mickey “Irish” Ward (Mark Wahlberg), hijo menor de una peculiar familia norteamericana de clase baja. Más que una película biográfica, de triunfo y superación deportiva, es la historia del crecimiento de Ward, de su independencia y del momento en que corta el cordón umbilical. Tema que nos resuena a todos, en menor o mayor medida.
Alice hace y deshace con la carrera de Mickey, pese a que sus decisiones son nefastas y lo llevan de derrota en derrota. Su casa es un matriarcado, donde domina a su marido, a cinco hijas regordetas y ociosas, y a Micky. El único que hace lo que quiere es Dicky, especie de héroe barrial porque alguna vez noqueó a Sugar Ray Leonard, pero que tempranamente se hizo adicto al crack.
Dicky entrena a su hermano como puede, entre tardes de droga, policías y cárcel. La llegada de Charline a la vida de Mickey le mostrará que puede tomar decisiones sobre su vida y su carrera, sin  que eso signifique traicionar el amor materno. Por supuesto, primero hay un quiebre. La madre, y el resto de la familia, odian a la intrusa. La acusan de llevarse al hijo más chico, al que siempre ha hecho caso, al que nunca ha discutido. La acusan, también, de enfrentar al hermano menor con el mayor, lo que les parece imperdonable.

La película, dirigida por David O. Russell es rápida y transita de la risa al dolor sin quedarse demasiado en ninguno de esos polos. Los discursos se desprenden de los hechos, no hay teorías ni conceptualizaciones. Lo que manda es la humanidad, la carne, lo que nos es común.
Un gran mérito son sus intérpretes, partiendo por Marissa Leo, genial como esa madre oxigenada y manipuladora. Sus ojos tristes, cuando mira a su hijo drogadicto,  valen por mil palabras. Pero el que descolla es Christian Bale (American Phycho, Batman Regresa) como Dicky. Para interpretar al boxeador el inglés cambió su cuerpo, su acento, su rostro, a tal punto que en un comienzo cuesta reconocerlo. Su personaje es todo lo contradictorio, todo lo querible y entrañable  que puede ser un ser humano.

Acá el trailer de la cinta

2 comentarios

Agata

18 de febrero de 2011

Vayan a verla, es top. Las escenas de box son formidables.

Ale

18 de febrero de 2011

Me tincaba mucho, pero ahora que leí el comentario, lo único que quiero es verla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último