11 de 01 de 2011

Un “stop” para disfrutar

Acabo de terminar una entrevista que me hicieron en un canal nacional para preguntarme sobre la elección del color en la ropa interior: ¿depende de la personalidad de la persona? ¿si eligen “tal” color significa algo? ¿las que eligen rojo son más apasionadas? Mi respuesta fue inmediata: “no tengo la menor idea”. Me miraron un poco perplejos, y seguí con mi explicación; “me parece que dar una respuesta de ese tipo, es como agarrar un manual de sueños e interpretar que soñar con dientes significa que vas a tener plata”. Creo que la elección de un color tiene que ver con la historia de quién lo elige y no se podría generalizar sobre sus significados.

Al final, llevamos la entrevista por otro lado del cual me aferré para transmitir lo que realmente hago y estudio: educar y orientar sobre la sexualidad.
Es aquí donde entre colegas se cuestiona bastante la exposición de nuestro trabajo: en qué medios publicas, en qué programa apareces o qué entrevista diste en el diario. Y debo admitir que en el comienzo de mi carrera era bastante crítica sobre lo mismo: “sólo por la plata” ó “se vendió al marketing”, en fin, si un profesional de la salud se hacía público, ya no me parecía tan serio.
Con el tiempo he comenzado a “morderme la lengua” y la pregunta que hoy me hago cada vez que me piden alguna opinión profesional es: ¿has pensado que por esta respuesta puedes abrirle los ojos a mucha gente? Y así ha sido. Me he percatado que cuando uno sabe o estudia temas que son de interés y que tienen que ver con el bienestar integral de una persona, es una responsabilidad social transmitirlo a nuestro entorno. Existe muchísima información sobre prevención sexual, patologías, infecciones, trastornos, etc., pero muy poca sobre cómo se construye y se logra el placer y la vida de pareja satisfactoria. ¿Y quién me va a negar que no es una parte fundamental de la salud humana?
Por lo mismo me gusta escribir, relatar lo que aprendo, abrir los ojos.

Asumo que no soy una fiel lectora de blogs, pero últimamente he leído bastantes columnas en taconeras y me he dado cuenta de que la tendencia de cada bloguera es tan diferente…y a pesar de compartir entre muchas la edad. ¿Por qué comparto este pensamiento? Por que no dejo de pensar y sostener que “ser mujer” es fascinante (por lo mismo este año decidí especializarme en todo lo relacionado a nosotras). Esto no apunta a una percepción feminista de la vida, para nada, al contrario, me parece que si no fuéramos un buen equipo (pareja), quizá dejaríamos de ser tan fascinantes.

Carolina Romero no deja de sorprenderme en la interesante identificación que logra con nuestro género, donde me da la sensación que muchas descansan al darse cuenta de que no son las únicas en el mundo que sienten lo que sienten. La última de Karen Uribarri, que me movió bastante, ya que muestra lo vulnerables que somos los seres humanos y si efectivamente estamos preparados y realmente entregados para vivir por un otro. Y la verdad la que más sentido me ha hecho, es de Andrée Burgat, con la cual me senté a pensar acerca de lo fugaces que somos para disfrutar (principalmente las mujeres).

Me agarro de una frase de su columna donde dice “sin el temor de que por estar regresando a lo conocido, me estoy pierdo algo nuevo”.
No sólo en la consulta, sino también en las charlas y en la vida cotidiana, me la paso escuchando “nuestras quejas”. Me cuestiono si tiene que ver con que las mujeres somos mucho más autoexigentes o con que nos gusta “boicotear” nuestra felicidad. A veces hasta he pensado que muchas sienten que no se la merecen. Y la frase de Andrée da justo en el clavo,  nos invita a disfrutar, a “ponerse un gran signo PARE frente a los ojos” y permitirse sentir. Simplemente estar en el lugar que estoy, disfrutando de estar ahí y agradeciendo poder hacerlo. Muchas veces cuando leía ideas como la que acabo de plantear, no dejaba de pensar en que me parecía: “de la boca para afuera”, algo así como “que por disfrutar el momento no te va a cambiar la vida”. Sin embargo hoy me atrevo a decir que mientras más podamos estar aquí, con la gente que elegimos compartir nuestra vida, y mirando lo increíble que es poder hacerlo, se disfruta más, y mucho más.
No necesitamos ir al caribe, a un hotel de 5 estrellas o al mejor restorán de Sudamérica para sentirlo…puede ser en cualquier lugar.

Y es aquí donde insisto en que como género somos fascinantes: ¿qué otro ser vivo disfruta cuando se hecha crema en el cuerpo? ¿Cuándo sale de la ducha y el pelo queda con un olor a shampoo exquisito? ¿Pasar por una zapatería y cotidianamente enamorarse de un par diferente? ¿Tocarse las piernas mientras estás depilada y sentirse increíblemente atractiva? ¿Hacerte la manicure y luego mirarse las manos y sentirte de lo más femenina? (respuestas que me dieron en twitter y facebook ante la pregunta ¿qué te hace sentirte y disfrutar ser mujer?).
Y así es, hoy no importa cuantas cosas puedes hacer al mismo tiempo, o si nadie hace las cosas mejor que tú en la casa…Hoy importa sentir, disfrutar y vivir, como si cada momento fuera una experiencia única y sorprendente: “sin el temor de que por estar regresando a lo conocido, me estoy pierdo algo nuevo”.
Pd: acuérdense la última vez que miraron por un caleidoscopio…simplemente basta con darle una vuelta y sorprenderse por todos los colores nuevos que te puede mostrar.

*Nerea de Ugarte López es Psicóloga con Magíster en Psicología Clínica y especialidad en Sexualidad Humana. Pertenece al Equipo Terapéutico del Centro de Estudios de la Sexualidad de Chile (nereadeugarte@gmail.com – @nereadeugarte)

5 comentarios

GABRIELA

26 de enero de 2011

Me parecio bastante interesante tu reportaje, en realidad nada determina que la relacion de una pareja sea exitosa, tal vez en sus comienzos hay detalles que son especiales y avivan la relacion, pero todo tiene su tiempo. Fijate que hasta hace poco yo no entendia eso de que la relacion se desgasta, usado habitualmente en la farandula, pero ocurre que a traves de los años -sobre todo para los hombres- deja de ser importantes, siempre he pensado porque las mujeres siempre somos las que nos cuidamos tanto, cremas, fisico, perfumes, ropa interior, et., cuando nustros hombres le restan importancia a estos detalles y nosotras debemos encargarnos de estar recordandoles estos detalles que en un comienzo solian ser tan frecuentes? Entonces si no estas bien enamorada de un principio esto es igual que un edificio, se te derrumba al primer remeson, porque son demasiados los detalles que con los años se pierden, te diria que hasta el amor y las emociones no son las mismas entonces yo te dejo una inquietud que deberia para volver a sorprenederse o mejor en que podria hacer yo para revertir situaciones con un marido trabajolico y dormilon? Me encantaria que escribieras al respecto y si quisieras mas detalles de mi experiencia y te puedan servir gustosa te las dare. Cariños Gabriela

Eliana

11 de enero de 2011

Muy cierto todo! a veces estamos tan inmersos en la rutina que no nos damos cuenta que a veces la cosas simples son las mejores y las que más disfrutamos ;)

Carolina Romero

11 de enero de 2011

Interesante........muy interesante.....si por un lado como comentas muchas mujeres buscan en el "identificarse" en otra con sus emociones, sentimientos, actuar, sexaulidad, la vida en pareja o la vida mientras se está soltera para sentir que no son las únicas a las que le pasan cosas, por otro los conocimientos adquiridos "por libro" o por "experiencias" del resto sirven sólo de guía en el camino de crecer, desarrollarse y adaptarse. Así como muchas no concuerdan con lo que algunas escribimos y defienden su postura contraria, otras sienten que son muchas la que pasan por situaciones similares y el leerlo en una columna o compartirlo con otras personas les ayuda, o de alguna manera las acompaña en un desahogo que a veces puede ser liberador... Han notado el ímpetu con que muchas escriben y comentan siempre?...es como una terapia como una forma de hacer catarsis, pero de ninguna manera una guía de comportamiento o actitudes a seguir. La juventud de hoy busca lugares y formas de hablar lo que les pasa, ya no son sólo las amigas el referente ante dudas o problemas emocionales, hoy los medios ofrecen tanta información que las hace partícipes de buena o mala manera de sus vidas. De todas formas me gusta que las mujeres se atrevan a compartir con otras sus vivencias o ayudar y aconsejar a las que en algún minuto lo requieren. saludos chicas! son todas super especiales.

Rodrigo Jarpa

11 de enero de 2011

como dice claudio araya: "el mayor avance es detenerse" muy buena tu columna. felicitaciones nerea!

Twitter Trackbacks for Para Ti > “Un “stop” para disfrutar” [taconeras.net] on Topsy.com

11 de enero de 2011

[...] Para Ti > “Un “stop” para disfrutar” parati.taconeras.net/2011/01/11/%E2%80%9Cun-%E2%80%9Cstop%E2%80%9D-para-disfrutar%E2%80%9D/ – view page – cached Acabo de terminar una entrevista que me hicieron en un canal nacional para preguntarme sobre la elección del color en la ropa interior: ¿depende de la personalidad de la persona? ¿si eligen “tal” color significa algo? ¿las que eligen rojo son más apasionadas? Mi respuesta fue inmediata: “no tengo la menor idea”. Me miraron un poco perplejos, y seguí con mi explicación; “me parece... Read moreAcabo de terminar una entrevista que me hicieron en un canal nacional para preguntarme sobre la elección del color en la ropa interior: ¿depende de la personalidad de la persona? ¿si eligen “tal” color significa algo? ¿las que eligen rojo son más apasionadas? Mi respuesta fue inmediata: “no tengo la menor idea”. Me miraron un poco perplejos, y seguí con mi explicación; “me parece que dar una respuesta de ese tipo, es como agarrar un manual de sueños e interpretar que soñar con dientes significa que vas a tener plata”. Creo que la elección de un color tiene que ver con la historia de quién lo elige y no se podría generalizar sobre sus significados. View page [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último