01 de 12 de 2010

Cultura Eco: En veda

Me acuerdo que hace no mucho me trataron de tonta y se rieron en mi cara porque me negué a comer un plato de locos, aduciendo que estaban en veda. No fue el primer episodio de ese tipo que he vivido y seguramente no será el último, lamentablemente. Así como en muchos aspectos, la gente en general no tiene conciencia de lo que significa comprar y consumir en este caso, un molusco que está en claro peligro de extinción. Hace un par de años, vi un reportaje de Amaro Gómez-Pablos en TVN y en alguna parte dijo que quizás sus hijos o nietos nunca podrían comer merluza -uno de los pescados más comunes en Chile- porque la pesca indiscriminada está terminando con la especie. Y lamentablemente es así. En nuestro país, en los últimos años ha tenido períodos de veda en diferentes regiones, sin embargo, se sigue vendiendo sin problemas y nadie informa de los cuidados que se debe tener al comprarla, entonces, los consumidores -que generalmente son personas muy desinformadas- se la comen felices.

Una vez pregunté en un supermercado de dónde era la merluza que tenían a la venta y tuve que esperar cerca de media hora antes de que saliera un señor con cara de lata para decirme que era de la X Región, le dije que estaba en veda y no me pescó nada!!! Fue un poco indigante, lo admito, pero peor fue que al mes siguiente, en el mismo local pregunté nuevamente la procedencia del pescado y el vendeor me dijo que de Argentina. Lo lamentable del cuento es que no sólo en Chile está en peligro, sino en Argentina, Perú y otros países. Y no sólo pasa esto con la merluza, sino con otras especies como el atún rojo, cuya cuota de pesca según un reciente acuerdo en París, bajó de 13.500 a 12.900 toneladas… O sea, nada!!! Una buena señal es que varias empresas comercializadoras se comprometieron con WWF (Fondo Mundial de la Naturaleza) a no trabajar más con dicho pescado hasta que vuelva a ser una pesca sustentable.

Esto es una cadena: en la medida que no consumamos especies que están en vías de extinción, las ventas van a bajar y por lo tanto, los negocios y restaurantes no los van a comercializar. Depende de nosotros informarnos. Para eso, les dejo el calendario de vedas del Servicio Nacional de Pesca, donde por ejemplo, podrán ver que el pejegallo y el tollo, pescados que se ven habitualmente en los supermercados y restaurantes, están en veda hasta el 31 de diciembre 2011 o que los cetáceos, las langostas y las jaibas, tienen prohición indefinida de extracción. Mucha culpa de lo que ocurre la tiene la pesca de arrastre, pero eso da para otro capítulo.

Foto:www.labuenavida.cl

4 comentarios

Ashish

28 de enero de 2014

Hmmm.I see your point, but it's still important to me to pick a name that is not ovelry used.My brother chose the name David when he was in kindergarten because several of his friends were named David. (Previously he had been called by his Korean name, Songbae ) He spent the rest of his childhood and young adulthood trying to escape the over-used name David and he went by dozens of different nicknames, though I only remember that he was called Rasmus in college. And now he is finally back to being called Songbae.I think people enjoy having a unique or more individual name although I know that the opposite end of the spectrum (of crazy names) has its own cons In any case, I'm still enjoying sifting through baby names; when it becomes stressful or unpleasant, I'll roll the hard six.Thanks for your vote though!JeannieP.S. And I doubt any kid these days has any idea who the Police are. Kids in my class just two years ago didn't know who David Bowie was!! But Chad doesn't like the name Roxanne for the same reason.

Val

01 de diciembre de 2010

qué terrible, sólo sobrevivirán los pescados que son criados en cautiverio especialmente para comérselos, pero los que viven felices en el mar podrían desaparecer es una pena que seamos tan desconsiderados, cada vez la embarramos más

Ale

01 de diciembre de 2010

Mal! Ojalá que más gente se preocupe...

Max Hartmann

01 de diciembre de 2010

Upa! Sólo puedo decir que se estima que en el 2050 no haya pescado para comer, como dice el artículo, la pesca indiscrimada y no controlada hará que nos quedemos sin nada. Hasta rimó! Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último