26 de 11 de 2010

¡Ser fiel es antinatural!

En los últimos días llegó a mí un texto que me resultó controversial. Trata sobre el debate de la monogamia como algo impuesto por la sociedad.
Helen Fisher, una antropóloga sexual, dice que tras estudiar por diez años la vida de las aves, las abejas y los humanos, concluyó científicamente que vivir con una sola pareja de por vida no sólo es insólito sino que además antinatural. ¿¿Qué?? Sí, Fisher afirma que la infidelidad no es más que una consecuencia necesaria de los procesos químicos cerebrales. Y es que la pasión desencadena un baño de anfetaminas naturales que luego se convierten en endorfinas y finalmente en detritus. ¿Cuánto puede durar eso? No más de tres años… Wow…

Y si es así, ¿no deberíamos ser más libres y permitirnos sentir cosas por terceros? Es decir, quizás sería menos complicado entregarnos sin tabúes a todos los apetitos y entender que si la pareja se acuesta con otra, es similar a que ese día quería comer fettuccini y no rissotto. Y que, sin entrar en detalles, contara la hazaña con naturalidad y sin culpas. ¡Ojo! Hablo de sexo por una y exclusiva vez… Porque si el fettuccini se transforma en plato preferido de la semana, ¡o sea!, puede irse por la misma puerta que entró…

Pero si lo pensamos fríamente, esta sería una buena forma de que el hombre se quedara a nuestro lado porque, aunque la fase de enamoramiento se ha diluido en su cerebro, se siente unido al amor, a su función de reproducción y cría de la prole, como dice la científica.

“El amor actúa como un instinto de supervivencia de la especie. Pero esto no conlleva a que sea necesario casarse o seguir casados para siempre. Hace apenas 150 años el matrimonio, aparte de que duraba menos por la muerte prematura de algún cónyuge, no tenía por qué relacionarse con el amor”, dice Fisher.
Es más, si miramos el resto del mundo animal, ¡el 97% de los mamíferos no sigue juntos de por vida!

Tengo claro que el cambio de switch sería impactante para muchos, porque el fin de la monogamia sería para todos por igual. Y, honestamente, no sé si un hombre tendría la capacidad de permitir que su mujer salga una noche con otro, se divierta, disfrute y luego regrese a casa, le dé el beso de buenas noches y se acurruque a su lado… Claro, porque siempre se justifican las ‘infidelidades’ de los hombres como parte de su esencia de ser macho.

Pero, ¿cómo argumentamos la infidelidad de las mujeres? Bueno, ya tienen una buena y científica respuesta: “Amor, tómatelo con calma, la monogamia es antinatural”.

5 comentarios

Carla

21 de diciembre de 2010

no creo el amor o enamoramiento, tenga definido un tiempo de duracion, el amor acaba cuando uno kiere q acabe, si dejas de conquistar a diario a tu pareja, de actuar cariñosamente y de hacer cosas para hacerlo sentir feliz, obviamente el amor ya nos sera el mismo de antes, y el sentimiento se apagara...pero concidero que el tiempo y el nivel de amor q sientes por el otro, depende de cada uno de nosotros...

K.R.

28 de noviembre de 2010

Entiendo el punto de el estudio, pero creo personalmente que la fidelidad es una opcion....yo opto por ser fiel , ya sea por un tema valorico o por el solo hecho de no querer dañar o perder a la persona amada. Y si ya ha pasado el periodo de "enamoramiento" y necesitas de esa adrenalina nuevamente, optar .... darte cuenta que quizas la persona con que estas no es la indicada , pero uno no las puede tener todas. Quizas lo que pienso suena utopico, pero me han sido infiel y el dolor que uno siente es grande y la herida dificil de curar...Muy buena columna para refleccionar cuales son nuestras prioridades en la vida, FELICITACIONES !!!

Macarena Santelices

27 de noviembre de 2010

Genial la tesis, sin embargo la realidad es mas compleja los seres humanos somos distintos a los animales porque somos seres racionales capacitados de memoria y sentimientos, no somos desechables y nos gusta ser irremplazables!!! Complejos igual que toda relación. Lo q si concuerdo plenamente es con q el matrimonio esta impuesto por la sociedad, y esa una profunda reflexión nadie tiene el derecho de sentirse dueño del otro!!! Excelente columna...

patoloko72

26 de noviembre de 2010

Es verdad!! Yo tengo mi despensa llena de Coca Cola, y seguirá siendo siempre mi bebida favorita, pero no niego que, de vez en cuando, disfruto un buen vaso de Sprite... Creo que entiendo tu punto. Al final el sexo no es más que otro apetito. Así como uno puede ir a tomarse un café con un amigo sólo porque disfruta el café y la conversa, igualmente podría tener sexo sólo porque disfruta el sexo.

nicozuniga

26 de noviembre de 2010

Independiente de lo que digan los numeros, estadisticas y encuestas varias, es un hecho que el hombre y la mujer no estan hechos para ser fieles.. Quiza físicamente nunca han estado con otra persona, como efectivamente mencionan estos estudios, pero te puedo asegurar que mas de alguno habrá fantaseado, "mirar para el lado" no en el sentido de "jote" sino poco menos que desnudandose y tirandose encima de la victima en cuestión, e incluso pensar q estas con otra persona mientras tienes sexo con tu pareja. El periodo de enamoramiendo no dura mas de 2 años, dependiendo de los hechos que vayan ocurriendo durante el matrimonio o relación, por lo que es usual que incluso inconscientemente vayamos jugando a coquetear a un(a) tercero(a) y éso es un hecho que no podemos desmentir. Si es malo o no, no me toca decirlo a mi. Para eso hay psicologos y sociologos que se preocupan de estos temas. Uno, por mientras, sigue su curso de vida tranquilamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último