11 de 08 de 2010

Cultura Eco: Trabajar en la casa

Ya casi no es tema. La mala calidad de vida en  las grandes ciudades ya no llama la atención y esa es una señal peligrosa. Por estos días es habitual que el traslado diario a la oficina o al colegio de los hijos tome el doble o el triple del tiempo que debiera con tránsito normal. Lo mismo ocurre con las personas que usan el transporte público, que pasan horas arriba de una micro entre que salen de sus casas y llegan a la oficina y viceversa. Y Chile no tiene la exclusividad, hay ciudades tan colapsadas como Sao Paulo, donde en las horas punta tuvieron que aplicar restricción vehicular. La venta de autos sube año a año y este parece ser un tema sin solución. Sin embargo, hay noticias sobre una tendencia que está tomando vuelo en los países más desarrollados: trabajar en la casa.

Obviamente, no todas las profesiones lo permiten  como los médicos, fuerza policial, obreros, vendedores y muchos otros; pero hay una inmensa masa que perfectamente puede ejecutar las labores diarias en la comodidad de su casa. Por ejemplo, gran parte del trabajo administrativo, el periodismo escrito, diseño, las labores contables y en general, todo lo que se hace a diario sentado frente a un computador, en una oficina. Gracias a las nuevas tecnologías y a la maravilla de Internet, es posible estar en red con los jefes y los demás trabajadores, por lo tanto no es una utopía, sino una realidad que están ejecutando varias empresas sobre todo en Estados Unidos y Europa. Y no se trata sólo de comodidad, sino de optimizar recursos, mejorar la calidad de vida, darle más tiempo a la familia y en gran medida, beneficiar las condiciones del medio ambiente. Sólo por el ahorro de combustible ya vale la pena según estudios que han arrojado que en Europa, trabajar dos días y medio a la semana en la casa, significa un ahorro de 1200 euros al año. Si a eso sumamos la disminución en las emisiones de CO2 al bajar el tránsito vehicular y el menor consumo de otras fuentes energéticas como electricidad y calefacción, claramente es un beneficio, por donde se le mire.

Por último, y viéndolo desde un lado más doméstico, es casi un sueño dorado trabajar tranquilamente en la casa, sin preocuparse del maquillaje y sin hacerse la clásica pregunta diaria: ¿qué me pongo?

5 comentarios

marcela

13 de agosto de 2010

me encantaria trabajar en la casa ya que trabaje mas de catorse años en el sector publico pero nesecito la plata no es mala la idea tendria tienpo de hacer las cosas genial.

pam

12 de agosto de 2010

Me encanta la idea de la ecologia, menos autos, la comodidad etc, pero no estaremos cayendo en el sedentarismo extremo?

Mexicana

11 de agosto de 2010

Wow, eso sería genial, tres días en la oficina y dos en casa, es como tener lo mejor de dos mundos no? pero si cambiaría todo nuestro modo de vida, la familia, lo social, lo cultural, religioso, etc. Y pensemos en otra cosa: cuantos hombres podrían aguantar estar en su casa dos dias sin poder salir porque estan trabajando? jajajaja! conozco caballeros que los sabados y domingos no saben estar en su casa y no aguantan a su familia!

Ale

11 de agosto de 2010

Te encuentro toda la razón! Sería entretenido si se implementa como en algunos países de Europa, donde se trabaja medio día en la casa y el resto de la jornada en la oficina. Incluso hay empresas en las que han acortado la semana de asistencia a tres días y los otros dos, se trabaja desde la casa. Para mi es más rutina estar todo el día en la casa, que venir a la pega. Y me encanta que te guste nuestra Cultura Eco!

Max Hartmann

11 de agosto de 2010

Por un lado sería mejor trabajar desde la casa, como dices Ale, se ahorraría un montón de energía que consumimos al venir al trabajo, podríamos estar más tiempo en familia, se ahorra tiempo, plata, etc...pero igual que lata estar todo el día encerrado en la casa o no? además la buena onda que se genera en las oficinas ya no existiría....inclusive en la casa puedes llegar a distraerte más estando con tus hijos o viendo tv. En fin, la idea es buena pero creo que tiene sus pro y sus contra como todo en la vida. Arriba Cultura Eco! Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último