06 de 08 de 2010

PLATEA VIP: Nunca tan terrible

Es cierto. “Cuarenta y Tantos” es, hasta la fecha, muy inferior a “Dónde Está Elisa” y a “Alguien Te Mira”. Tampoco tiene el encanto de “Vrolock”, con el misterio del vampirismo y la curiosidad de qué iba a pasar después o a quién se iba a comer el personaje de Claudia di Girólamo. La nueva teleserie nocturna de TVN muestra de forma jocosa temas que son bastante serios: la infidelidad descarada, la falta de escrúpulos en el ascenso profesional, la incapacidad de saber quiénes somos, la autorreferencia vergonzosa, la inmadurez cuarentona, en fin. Son muchas cosas las que pasan sin que nadie se dé cuenta. Los actores insinúan que el tono va a cambiar y que pronto veremos el lado B de todos estos personajes, hasta ahora ricos e impunemente superficiales. En todo caso, no entiendo por qué se le pide tanto a un producto de ficción. Que  no retrata a los cuarentones, que no muestra Chile 2010, que faltan los pobres, que TVN se farreó una gran oportunidad de mostrar a los chilenos tal como son, con sus diferencias sociales y sus frustraciones, son algunas de las cosas que se han dicho. Pero, les recuerdo, estamos hablando de una telenovela, que no es otra cosa que un producto de ficción hecho para entretener. No es un reportaje, ni un docureality ni un programa de tintes sociológicos. Detrás no hay psicólogos ni otros analistas, sino un equipo de guionistas liderados por un escritor muy bueno, Marcelo Leonart (ganador de varios premios). La cuerda, hasta el momento, es el humor y la edición rápida. Pero esa es una opción tan válida como la maldad de “El Señor de la Querencia” o el suspenso de “Alguien te Mira”, tampoco muy representativas de la realidad nacional. Hay otras opciones para educar, para representar al país y hacer conciencia, otros espacios, otros formatos. La teleserie es un género pensado para cautivar, que toma una realidad con un determinado prisma (humor, suspenso, destape etc) y elabora una trama sustentable en 60 o 90 capítulos. Puede que guste o no guste el camino tomado, pero eso es otra cosa. Y, ojo, hay un personaje muy interesante en “Cuarenta y Tantos”: Loreto, interpretado por Paola Volpato, una mujer que encarna la posibilidad de mutar de piel y de vida. Y eso no es menor. ¿O sí?

6 comentarios

achat viagra

20 de febrero de 2016

achat viagra viagra 50 mg generique viagra viagra viagra sin receta comprar viagra original acquistare viagra viagra prezzo

acquistare cialis

19 de enero de 2016

achat cialis prix cialis achat cialis cialis achat precio cialis comprar cialis generico cialis generico cialis

Jenniffer

18 de agosto de 2010

Es extraña esta serie creo que no representa 40 y tantos , sino que al contrario no se identifica con alguien o un típico personaje que en la vida real y que se exacerba , creo que los papeles que hacen cada uno es un poco patetico tantos de los padres e hijos , la sexualidad es un chiste, me aburre y me dan ganas hacer zapping al ver series bien planteada en el cable me llega a dar gusto pagar cada mes a mi cableoperador, creo que hacer series es dificil aunque la cataloguen teleserie nocturna es el mismo el formato se respeta pero no llega a la audiencia gran dilema.

Fran

12 de agosto de 2010

A mi en cambio me encanta, estoy a un par de años de cumplir 40 y aunque no me siento identificada con ningún personaje, me divierto como loca, la exageración de las personalidades me gusta mucho.

Javiera

06 de agosto de 2010

A mí la teleserie no me gusta, pero tengo claro que se trata de una ficción, y que la ficción no tiene por qué parecerse a la realidad. En todas las teleseries vemos los mismos ingredientes (¿o no han visto las de después de almuerzo?) en menor o mayor grado. No le pidamos tanto a una telenoevla

Fran

06 de agosto de 2010

Encuentro ultra fome la serie. No me gusta nada de nada, la gente engaña, miente, se muestran buenas cosas que tratamos de no hacer nunca. No creo que aporte en nada a la vida y la tranquilidad, es el reflejo de la decadencia, que ¡sí, pasa! pero por qué no dar un aporte más concreto a mejorar en vez de mostrarle a los jóvenes todas las trampas y engaños que pueden utilizar en su vida adulta. No sé, no me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último