16 de 11 de 2009

Viva Las Vegas

Hay un famoso dicho (ahora película también) que dice ¨Lo que pasa en Las Vegas, queda en Las Vegas¨. Y así debe ser. Las Vegas, ciudad del pecado, donde el vicio, la lujuria y el descontrol dicen presente y se alojan en los mejores hoteles temáticos del mundo. Imagínense una ciudad creada exclusivamente para el juego en medio del desierto. El oasis pecaminoso se distingue difuso antes de aterrizar. La tierra árida se mezcla con el infierno del calor y crea esa sensación de hoguera capital. El Strip es la famosa avenida de pocos kilómetros donde se concentran los tuneados mega hoteles-casinos, anfitriones incansables de las 24 horas continuas de juegos de azar.

Los hoteles están unidos unos con otros por un monorriel, o se puede caminar, si el calor lo permite. Es como tener un soplete constante en la nuca.

El solo hecho de conocer los hoteles bien valen la visita. Uno recrea Venecia con su atmósfera romántica, sus canales, gondolero incluido. París con la torre Eiffel, el Arco del Triunfo y los famosos croissant. El MGM con el minizoo de leones, el estudio de televisión y los espectáculos nocturnos. El Mirage con la erupción de su volcán entre medio de la selva tropical. El Luxor con sus pirámides y esfinges de Egipto. El Cesar Palace, con los foros, capillas y bellas columnas romanas. El Bellagio y su espectáculo de aguas danzantes, luz y sonido. El Hard Rock, Playboy, y mil más.

Es como dar la vuelta al mundo en pocos kilometros. Cada hotel cuida al máximo el detalle y son tan gigantescos que te dan un plano para que no te pierdas. Los hoteles son un atractivo en sí, sumado a los shows de primera línea, y el disfrutar a muy buenos precios de los mejores restaurantes con cocina mundial, hacen que Las Vegas sea digno de visitar, por más que el juego no sea el motivo principal.

Y eso fue lo que disfruté. Digamos que uno al pensar en Las Vegas lo relaciona con despedidas de solteros en primer lugar y al último, si ya eres casada, agarras a tu chico y te vas de fiesta igual.

El tema es cuando uno visita este lugar con dos hijos, uno recién nacido, el marido y los suegros. (Por si lees, sabes que te adoro, la pasamos bárbaro, pero también sabes que no da!!!)

Así que,  ante la imposibilidad de hacer tooooodas las cosas que quería, como ir a ver a Celine Dione cantando a pocos metros de mi mesa, o ver  por los aires al  , meterme en algún suburbio local o casarme por segunda vez en la White Chapel, esa que aparece en las películas.

El paisaje se mezcla con algún vómito en la calle, mujeres que desfilan para matar, no escatiman en lucir  el vestuario más sexy que en su vestidor pueden encontrar. Mucha oferta de prostitutas, shows eróticos, limusinas largas con muestras obscenas de traseros, o de gente teniendo sexo en su interior, no opacan en lo más mínimo esta pecaminosa y alegre ciudad.

Prometí volver para ajusticiar la famosa frase ¨What happens in Vegas, stays in Vegas¨

5 comentarios

Peggy

06 de mayo de 2010

me voy porque me voy,.... es un viaje de sueños!!! quien se apunta el 2010 LO ES TODO pero eso si solo CHICAS SOLTERAS jajajaja a disfrutarrrr

ELSITA

04 de enero de 2010

LEER TUS DESCRIPCIONES DE LUGARES , ES ATREVERSE A VIAJAR AUNQUE TAN SOLO CON LA IMAGINACION .GRACIAS POR TRASMITIRNOS TUS VIVENCIAS . HASTA EL PROXIMO VICKY.

Mari

08 de diciembre de 2009

Recién lo leo... Qué buen lugar! muy lindo relato, espero el próximo!

Vicky O

20 de noviembre de 2009

Gracias May Está buenísimo ese lugar, jajaj

Maydi

18 de noviembre de 2009

Que lindos viajes nena! yo quiero!!! cuando te leo me transportas a ese lugar de la curiosidad, y me dan ganas de viajar. Gracias por animarme a vivir este tipo de experiencias, al menos con tu lectura. Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último