27 de 10 de 2009

Celulitis: identificar y tratar

Celulitis, celulitis, celulitis. Esta disfunción evolutiva, resultado de un proceso hormonal típicamente femenino, afecta a un porcentaje significativo de mujeres de todas las edades y alrededor de todo el mundo. Esta, es una acumulación del tejido adiposo en algunas zonas del cuerpo que forma nódulos de grasa, agua y toxinas y que se produce principalmente por tres factores: un desequilibrio hormonal, falla circulatoria que lleva a la retención de líquidos o mala alimentación gracias al consumo excesivo de grasas.

La celulitis es una verdadera amenaza cuando buscamos tener un cuerpo firme con piel tonificada. Muchas veces utilizamos pastillas para combatirla y otras veces optamos por alguna crema que nos asegure que, en poco tiempo, estaremos libres de esta inflamación. Pero para poder tratarla, necesitamos primero identificarla, aprender que tipo de celulitis tenemos para poder buscar un tratamiento efectivo. ¿cuáles son los tipos de celulitis? Podemos identificar tres:

La primera es la celulitis edematosa, la menos frecuente pero la más grave de todas. Suele aparecer en la pubertad y sus acumulaciones suelen hincharse rápida y agresivamente. Afecta a los muslos y, si no se trata, puede producir la formación de várices. Su tratamiento es en base a geles anticelulíticos, por lo menos tres meses al año y se recomienda realizar masajes que favorezcan la circulación en periodos de ovulación.

Afectando a mujeres jóvenes, está la celulitis dura, la que estéticamente es la menos agresiva y se puede reconocer con una simple palpación con la mano, apreciando un acolchamiento. Es compacta e invade los muslos y la pelvis, suele doler al apretarse esta zona y es acompañada normalmente por estrías. Su tratamiento consiste en beber mucho agua, ingerir alimentos ricos en vitaminas A y E, poner la piernas en alto y realizar en la ducha un masaje con un guante de crin que tenga movimientos circulares, de abajo hacia arriba.

Por último encontramos la celulitis blanda y se reconoce a simple vista porque las zonas donde aparece (muslos, caderas y glúteos) cambian de forma cuando se aprieta o al cambiar la posición del cuerpo. Afecta a mujeres entre 35 y 40 años. Para tratarla se utilizan geles anticelulíticos, cremas reafirmantes y constantes masajes profesionales que la combatan.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último