15 de 10 de 2009

Tailandia 3: Krabi, el paraíso

La pregunta es y ¿dónde queda ese Krabi? Pienso que más cerca del cielo que de la tierra.
Quería conocer las playas tailandesas. Phuket definitivamente es la más turística y conocida, pero también quedó bastante deteriorada por devastador  tsunami de 2004.
Contacté gente del lugar y me recomendaron alojarme en las playas de Krabi, con menos infraestructura, resultaba perfecto un lugar no tan tocado por el hombre y que además, quedaba cerca de ¨La playa¨de Leo di Caprio.
El hotel reservado tenía la particularidad de tener playa privada, y que sólo se podía acceder por mar. Alucinante, era ideal para una segunda luna de miel!
Llegamos al aeropuerto de Krabi, tomamos un taxi hasta el embarcadero, y un miniyate nos trasladó a la marina del hotel, estaba oscuro, solo nos iluminaba el reflejo de la luna llena en el mar. ¡Guau. Esto era un sueño!
Cenamos algo en el bar de la playa, y nos fuimos a dormir. A la mañana siguiente desayunamos y Phi Phi islands allá vamos!
Navegamos entre los riscos de piedra caliza hasta llegar  al lugar donde filmaron “La playa”. Pero antes, pasamos por una cueva en la que viven 30 personas en un medio realmente hostil. Imagínense vivir dentro de una montaña, salpicada por el mar, sin luz ni nada, con un bote amarrado a un altísimo bambú. ¿Qué hace esta gente ahí? Trepan la montaña en busca  de los  inaccesibles nidos que las golondrinas forman con ramitas y su saliva, y los venden al mejor postor, al ser un ingrediente muy codiciado en la sopa de lujo china. Asombroso. Seguimos viaje, los colores del agua cambiaban, eran cada vez mas bonitos, hasta que al fin llegamos. No tengo palabras que puedan describir la belleza de ese lugar. Pero voy a tratar: Turquesa, verde jade y esmeralda, eran los tonos del mar que se fundían con el azul del diáfano cielo. Arenas blancas, aguas cálidas, rodeadas de altos peñascos, forman la Bahía Maya, una laguna afrodisíaca, irresistible y tentadora. Nadamos con mi Di Caprio, tomamos sol, me vetaron el topless, ya que es considerado de mal gusto  y agradecimos a los dioses estar vivos y ser testigos oculares de semejante belleza. Regresamos al hotel, todavía con fuerzas anduvimos en kayak siguiendo la costa inconcientes de lo que estábamos haciendo y dimos con el montículo rocoso de James Bond, sí, ese que aparece en la película ¨El hombre de la pistola de oro¨. Cansados, nos hidratamos con un licuado helado de sandía, hicimos un rato más de piscina, parecíamos adolescentes incansables degustando todas las actividades del resort. Festejamos la caída de Febo (Dios sol) con unos tragos, y a prepararse, que la noche prometía encantadora. El hotel precioso, habitación divina frente al mar, cena romántica en la playa, luna llena escénica cómplice de velas y un rico vino, coronaban un día perfecto!
El resto, se lo pueden imaginar

.

8 comentarios

angelica

07 de enero de 2010

con mi novio pensamos viajar en marzo a tailandia y queriamos saber como se llama el hotel del que hablas, como se reserva o algun numero?

ELSITA

24 de octubre de 2009

GRACIAS POR PERMITIR VIAJAR "" IMAGINARIAMENTE A TRAVES DE TUS PALABRAS.UNA PARAISO DE AGUAS ESMERALDAS.

paula

24 de octubre de 2009

quiero ir!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Vicky O

20 de octubre de 2009

Gracias Chicas por sus lindos comentarios, es que realmente fue un viaje inolvidable. A ahorrarrr se ha dicho!

Ice

20 de octubre de 2009

Simplemente me encanto..., que hermoso! leyendote me imagino todo lo bello que debe ser ese lugar. Gracias Vicky, siempre tan expresiva y descriptiva. Segui escribiendo...

Mari

17 de octubre de 2009

Qué buen lugar!! paradisíaco! Muy bueno el artículo, como siempre...

Maydi

16 de octubre de 2009

Vicky: mirá a la hora que logro leerte, no coordino ni para dejarte un lindo mensaje, pero lo bueno es que me voy a dormir con tu relato, un bello sueño! gracias por compartirlo. besos.

Carob79

15 de octubre de 2009

Como siempre Viki, me ancantan tus notas. Leerte es como estar un rato al sol en Tailandia, un recreo, en medio de un día agotador. Y da ganas de armar las valijas y viajar. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último