07 de 10 de 2009

Cultura Eco: Los géisers del Tatio en peligro

Por Agnès Roirand.

El tema de la geotermia y la posibilidad de explotar la zona de los géisers del Tatio ha sido tema de artículos y reportajes los últimos días. Aquí hacemos una retrospectiva de este asunto y de lo que está en juego. Primero, hay que entender que la autorización por parte de la CONAMA a la Empresa Geotérmica del Norte S.A. (E.G.N.) para hacer prospecciones en esta región, viene de consideraciones geopolíticas y económicas. El gas argentino cuesta mucho y para independizarse en el ámbito energético, nuestro país necesita desarrollar soluciones alternativas a la importación. En este sentido, la CONAMA otorgó las investigaciones de la E.G.N., con el objeto de verificar la “factibilidad técnica y económica de generar energía electrica a partir de la geotermia”. La G.N.E. es en parte controlada por la ENAP y Codelco, ambas empresas estatales. Las autoridades aseguraron que el proyecto no iba a tener consecuencias sobre el turismo porque la zona de prospecciones queda fuera del circuito turístico. Pero el 8 de setiembre apareció un problema en la área de prospección del pozo 10: desde ahí salía una enorme columna de vapor de 60 metros de altura, con un tremendo olor a azufre, apenas a 2 kms. de la zona turística. Las reacciones pronto aparecieron frente a la incapacidad de la empresa a controlar la fumarola. El Municipio de Calama anunció a fines de septiembre el cierre de la zona hasta que se encuentre una solución, además declaró su voluntad de presionar a las autoridades para convertir el área en una zona protegida. El 1 de octubre, el presidente de la COREMA de Antofagasta, Cristian Rodríguez Salas, anunció que la entidad había solicitado “la paralización indefinida de este proyecto” y añadió que había pedido a la Comisión Nacional de Energía una auditoria internacional e independiente, para determinar los eventuales daños ambientales en la zona. Además, declaró que G.N.E. está arriesgando importantes sanciones por sus faltas al cumplimiento de sus compromisos ambientales. Por otra parte, a principios de octubre la Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales de la P.D.I. fue al lugar para llevar una investigación que debería determinar las razones de lo que ocurrió, quién es responsable y los efectos en el paisaje y el medio ambiente. El 4 de octubre, 27 días tras el accidente, G.N.E. anunció que logró cerrar la columna de vapor. Casi un mes de falta total de control sobre un problema causado por las prospecciones, y eso sin saber las consecuencias a largo plazo. La bajada de los caudales de agua podría ser uno de los daños que tendría un impacto cierto sobre el ecosistema, también para los pastoreos de llamas y ovinos de la región. Además la alteración de los géisers, podría tener consecuencias nefastas para el turismo. Hoy, setenta personas naturales y jurídicas presentarán ante la Corte de Apelaciones de Antofagasta un recurso de protección y demandas por daños y perjuicios en la zona de El Tatio, una acción dirigida en contra de las autoridades ambientales -Corema y Conama-, el Ministerio de Minería y la Empresa Geotérmica del Norte.

Foto: www.arteyfotografia.com.ar

1 comentarios

Ale

07 de octubre de 2009

Ojalá que la justicia consiga lo que no lograron las autoridades. Un caso insólito! No sé con qué cara criticamos a los turistas que hacen daño si las mismas autoridades competentes autorizan la instalación de una empresa geotérmica a pasos de los geisers. ¡Sólo nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último