19 de 08 de 2009

Pluma Rosa; “Intimidad: Nuestro Espacio Sacro”

Hace algún tiempo me la he llevado hipotetizando, qué será lo que sucede en las parejas de hoy, donde los límites en relación a todo orden de cosas, parecen cada vez ser más difusos. Más precisamente, donde acrecienta ser, que ya no hay una línea implícita que divide al otro de mí, que me permita sentir que a pesar de que no esté aquí, a mi lado y relatándome todas sus sensaciones, sigua existiendo la misma relación de confianza. A momentos me da la sensación de que “el ser pareja” en la actualidad, significara algo así como “devorarse” al otro, hacerlo tu propiedad, con el fin de que nos dé cierta seguridad de control externo, y así todo ande “estable” (adoro ese término, cuando se utiliza dentro de una pareja, a momentos me parece la palabra más sutil para simbolizar; “mientras sepa todo lo que haces, estaré muy tranquilo/a”).

¿Qué podría ser por lo tanto, lo que sucede aquí? ¿Podríamos suponer que debido a la gran cantidad de infidelidades que nos atacan en historias escuchadas hasta en la micro, que ya desintegramos hasta la primicia de una base de confianza en nuestras relaciones amorosas? ¿Podría ser quizá, la gran necesidad de los seres humanos, de controlar todo lo que resta a su alrededor, para sentir que todo está bien? ¿O que mientras más cerca tengas a tu pareja, mejor estará todo?

Y es aquí donde me percato que comienza el problema. Es aquí donde a la vez, nuestra misma sociedad nos bombardea de conceptos y técnicas psicológicas para “mejorar” nuestra relación. Mejora que tiene como principio básico: “lo primordial es la comunicación”. ¿Hasta donde tenemos que comunicar absolutamente todo lo que nos sucede? ¿Quién dice que es lo mejor para mi relación? ¿No cabe la posibilidad quizá de que hay “cosillas” absolutamente mías que no quiero compartir con nadie? Ejemplo más caricaturesco: la clave del mail. ¿Por qué hay que compartir la clave personal? ¿Te parece de más confianza tu relación, porque manejas hasta su “cyberespacio”? ¡Si hasta el “bañoespacio” se invade también hoy! ¿Les parece eso también confianza? ¿Si eso es confianza, qué es entonces intimidad? Un sujeto muy sabio me dijo: “la intimidad es un espacio sacro, y debería producir la misma sensación que cuando uno entra a una iglesia, en el  instante que entras, sientes  que algo es diferente, deja de ser lo mismo que estar fuera de ella”. Y es precisamente esto amigas/os, lo que hoy hemos descuidado.

Invadir la intimidad del otro, no generará más confianza en una pareja. A mi parecer lo único que podría generar, es ir gradualmente bajando la intensidad de nuestro deseo. Ese deseo que se mantiene vivo esencialmente por permitirle a nuestro otro esas “cosillas”.

Es así señores/as,  que la confianza no se logra apropiándonos de la persona, ni investigando sus espacios, ni expresándole absolutamente todo lo que pasa por tu mente. Aprendamos a diferenciar aquella línea imaginaria, donde “yo y tú” somos diferentes personas, quienes compartimos infinitos sentimientos, pero donde cada quien conserva su propio “espacio sacro”. Ese espacio, donde no eres bienvenido siempre, donde tienes que entrar en silencio y donde las normas no deben ser respetadas porque el otro lo imponga, sino simplemente, porque sientes que es así.

16 comentarios

ale

30 de noviembre de 2009

hola nere, por fin te encontre ojala que otras personas leyeran tus lineas porque siempre le das al clavo

susana

17 de septiembre de 2009

Super reflexion Nerea, totalmente de acuerdo. Cuesta regular las distancias, porque no todos tenemos las mismas necesidades de apego, ni la misma disponibilidad..los tiempos..etc...pero estos conceptos son como lucecitas orientadoras en el camino...la intimidad personal, la intimidad de la pareja, las confianzas construidas sobre acuerdos explicitos, los espacios de conversación profunda, el reconocimiento de lo sagrado de la libertad...en fin. felicitaciones y gracias susana

pame

07 de septiembre de 2009

Que buenos tus artículos Nere, siempre los leo y con este en particular estoy 100% de acuerdo. Saludos!!

EL

31 de agosto de 2009

Buena reflexión, creo que también "ese espacio que hay que dejar para que te sigan dando cosquillas" tiene que ver con el secreto que tiene o lleva la persona que tienes al frente, sin misterio no dan ganas ni motivación de conocer más o disfrutar más con tu pololo. Y sin amor es cuando uno quiere la clave del mail, con amor no te cuestionas esas cosas, debería dar lo mismo, si no es porque tienes tejado de vidrio y te da miedo que hagan las cosas que tu haces. simple.

Fran Milos

20 de agosto de 2009

muy interesante, en general los límites con "el otro" están medios perdidos entre las personas, sobretodo entre las parejas. Creo q es bueno profundizar en estos temas, los límites bien puestos y respetados pueden evitar grandes conflictos entre las personas. cariños!

Esperanza

20 de agosto de 2009

creo que lo escencial es la confianza en nostros mismos para luego poder confiar en la otra persona, parte ahí. La inseguridad, creo es el principal motivo de la falta de confianza, y que genera esa "necesidad de saber en todo momento que hace el otro", es que acaso, si no te ve? o no llamas? o no te haces preseste de alguna forma hacia el otro? dejas de existir para esa persona? ummm error, para nada!!! saludos a todos! Bye

Italo

20 de agosto de 2009

Hola nerea, bueno respecto a la intimidad esta bien que como dices debe haber un limite en la pareja ya que se pierde la magia si no hay intimidad, pero yo creo que es importante compartir los sentimientos y hablar con el corazon, contarle a tu pareja tus sueños, penas, alegrias, miedos, creo que eso ayudaria a muchas parejas a tener una confianza absoluta que muchas veces se pierde con el tiempo. Aunque tambien creo que esto es parte de un todo donde tambien debe haber una complementacion con las ideas de tu pareja porque no sirve de nada compartir sentimientos si no tenemos una capacidad para comprender al otro, que en este caso es la persona con la cual ademas existe quimica.

reyna

19 de agosto de 2009

creo cada ser es libre, es importante siempre saber respetar tener ciertos espacios cuando estas viviendo en pareja, es bonita la libertad dejar libre y te dejen ser, claro a un cierto limite,

Catalina

19 de agosto de 2009

Excelente articulo... la verdad es que el asunto de la intimidad es algo que se ha dejado mucho de lado, ya que tenemos la falsa imagen que en la medida que mas informacion entreguemos a nuestra pareja, mas informacion nos entregara ella a nosotros, y que por lo tanto, tendremos una relacion basada en la confianza. Creo que de esta forma, lo unico que logramos es intentar apropiarnos de la persona que tenemos al lado, y a la larga, hacer que esta pierda identidad, claramente lo mismo nos sucede a nosotros. Creo plenamente en la intimidad de cada uno, y en la intimidad de la pareja en si, los 2 en conjunto. No por intentar tener nuestro espacio sacro, nuestra relacion no se basara en la confianza.

dulcerefugio

19 de agosto de 2009

muy bueno todo gracias por compartirme estos articulos tan buenisimos

Bloodyone

19 de agosto de 2009

Que bueno todo lo que leí.... estoy un 100% de acuerdo... como ya dice la cancion de Arjona "Quitate el complejo de teniente, que el amor sin libertad, dura lo que un estornudo" Será que desde chicos nos eseñan a "apropiarnos" de lo que segun nosotros nos pertenece? Saludos y un gusto poder comentar....

Cristóbal

19 de agosto de 2009

Nerea, La intimidad puede ser muy esquiva. Con frecuencia lamentamos cuando no está presente. Porque la intimidad no es esa incontinencia verbal o física que a veces se apodera de nosotros cuando creemos haber encontrado en el camino a alguien digno de nuestras confesiones o de nuestra pasión. La auténtica intimidad es escurridiza y escasa, se manifiesta en el cuerpo como un calor pacífico, placentero, y provoca una ilusión de permanencia. Sólo desde el espacio íntimo surge lo propio, lo nuestro, lo matrístico, lo gestacional. Ahí surgen las hebras inmateriales que conectan un tiempo con el otro y proyectan un futuro. Frente a la intimidad todos los rótulos y decretos externos pierden profundidad, y sin ella pierden continuidad en el tiempo. La intimidad es la magnánima creadora de presentes con sentido y perpetuadora de los hilos invisibles que tejen el futuro con raíces e identidad. Cuando alguien abre su intimidad todo lo que sucede está lleno de agradecimiento. Nada, absolutamente nada pasa por la obligación, nada es tarea, incluso nada es misión, sólo regalo y asombro. Aquí la relación de intercambio verdadera y profunda es al margen del diálogo conciente, incluso al margen del habla. Más que espacio sacro, es plena espiritualidad viva. Es alegoría cultural. Son expresiones palpables y vivos símbolos que usualmente están escondidos o sobre intelectualizados, estandarizados en conceptos académicos.

Josefa

19 de agosto de 2009

creo q la mejor forma de ganar la confianza de la pareja es a través del respeto. sólo respetando su espacio, sus anhelos y sus creencias generaremos una relación realmente estable y no basada en miedos ni actitudes posesivas...

Flacucho...

19 de agosto de 2009

Hola Nerea, Esta vez, estoy muy de acuerdo con tus escritos, es más, me atrevería a decir que, en la medida en que estas menos pendiente de las cosas “privadas” o como tú lo has llamado, del “espacio sacro” de la otra persona, más confianza generas en tu pareja… además, todo es mas "saludable" asi cierto? PD: Solo esta vez… no te acostumbres ahhhh ! Saludos.

juan pablo

19 de agosto de 2009

si, estabas perdida. comparto el comentario anterior, muy weno. es heavy pensar que uno termina invadiendo al otro, como que se confunde el confiar en alguien, con el intimidar su espacio. y eso del bañoespacio (k me imagino que es cuando se comparte hasta ese espacio con la pareja) es real, es intimidad, y dp la gente alega que se le muere la pasión, puta es obvio así pues!

ann

19 de agosto de 2009

simplemente, la raja!! hace tiempo que no aparecías!! cmo que siempre me quedan tus frases, como que se me prendiera una ampolleta, muy wena, no te pierdas denuevo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último