09 de 06 de 2009

Privilegios de la vida

No todos los días se viven horas de esas que uno dice “que suerte tengo de haberlas vivido”. La semana pasada fue uno de esos días, junto a un grupo muy pequeño de personas estuve en un lugar que agradezco. La Editorial Norma me invitó a cenar con Clara Rojas, para quien no asimile el nombre, se trata de la compañera de Ingrid Betancourt secuestrada durante más de 6 años por las FARC en Colombia. Éramos sólo 4 periodistas, la gente de la editorial y ella. El motivo, el lanzamiento de “Cautiva” (Editorial Norma, $9.900), una historia conmovedora en la que Clara relata paso a paso los años de calvario que vivió secuestrada.
Su sola presencia impacta. Es verdad que se trata de una mujer como ustedes o yo, pero el hecho de saber lo que le tocó vivir, te hace mirarla con otros ojos, no de compasión ni de pena, sino de valentía, de esperanza, de…. Es alta, pero muy menuda, su figura quizás aún muestre los signos de un cautiverio de años. No mira a los ojos fijamente por mucho rato, pero habla con una claridad que estremece. No eludió ninguno de los temas que pusimos sobre la mesa, incluso lo que tal vez eran consecuencia de nuestro morbo los contestó sin evadirlos. Fue así como vi a una emocionada madre al hablar de su pequeño hijo Emannuel (hoy de 6 años) al momento de relatarnos su complicado parto en la selva (cesárea) y luego la triste y dolorosa separación. El niño tenía sólo 8 meses cuando fue picado por un mosquito que transmite una peligrosa enfermedad. Clara sabía que su hijo requería asistencia médica y que en la selva era imposible dársela. Lo entregó porque le prometieron que en 15 días cuando el niño estuviera bien, se lo devolvería, pero esos 15 días se transformaron en 5 años. Recuerdo que nos habló de la angustia que una madre siente cuando por unos minutos un hijo desaparece de tu lado, por ejemplo en el supermercado, la angustia de ella se extendió por años. Ese fue quizás el episodio más doloroso de su cautiverio, aunque hubo muchos otros que nos relató. En nuestra edición de julio (a la venta el 2 de julio) hay mucho más de esta entrevista y por supuesto en su libro “Cautiva” podrás conocer los detalles de la historia de esta mujer, que tuvo la valentía de escribir esto libro para que su hijo sepa lo que ella tuvo que vivir.

7 comentarios

ELI

29 de junio de 2009

LA FELICITO, ES UNA MUJER QUE A TRAVES DE SU MIRADA EXPRESA MUCHO, ADMIRO TANTO EL VALOR Y ESA FUERZA ESPIRITUAL EXTREMA PARA SOPORTAR LA SEPARACION DE SU HIJO, COMO MUJER NI SIQUIERA ME IMAGINO UN DIA AHI, QUE VALIENTE.

Claudia C.A.

18 de junio de 2009

Me compré ayer el libro a las 10:00 horas lo terminé de leer hoy a las tres de la tarde. Me gusta mucho el libro (que ya lo he recomendado) porque escribe un drama sin morbo, de forma sencilla y directa. Más que todas las atrocidades de las Farc lo que más me sorprende es sobre la caída a tan bajo nivel de la naturaleza humana de los mismos secuestrados. Se puede comprender, por el miedo, la angustia, el dolor, la impotencia pero la unión hace la fuerza. Felicito a la Sra. Clara Rojas por su fe, entereza, fortaleza, CARIDAD y claridad. Emmanuel tiene la edad de mi hijo menor. Nunca dejé de encomendar a ese chiquito y a esa madre. Cuando las liberaron lloré y en su reencuentro con Emmanuel lloré y agradecí. Mis hijos conocen la historia y los educo en trabajar por la paz para y para que siempre se rechace el abobinable delito del secuestro. Me gustaría tener el mail de la Sra. Clara Rojas. si me lo pudieran facilitar sería grandioso. Chile.

Vanidades > Libros: Cautiva

15 de junio de 2009

[...] de su único pequeño. Cautiva, Clara Rojas $9.990 en librerías. Si quieres saber más, lee la nota “Privilegios de la vida”. var addthis_brand = "Taconeras"; var addthis_header_color = "#ffffff"; var [...]

andree burgat

09 de junio de 2009

Ella me encanta. No así Ingrid Betancourt, a quien no le creo nada :(. A esperar la edición!!

Ale

09 de junio de 2009

Me tinca ene el libro. Tengo la sensación de que ella no vive de las luces y la parafernalia y que escribir sobre lo que le pasó o hablarlo, es más una catársis que una nueva forma de hacer noticia.

xsanmiguel

09 de junio de 2009

¡Genial! Esperaré esa entrevista.

Paula Avilés

09 de junio de 2009

Yo tb pude estar ahí! como dice Fran, de verdad un privilegio haberla conocido...las cosas que más me llamaron la atención fueron los pequeños detalles que nos contó. Lo primero es que después de toda la emoción que le causó volver a encontrarse con los suyos, lo que más disfrutó fue la ducha, que al parecer fue eterna, las toallas secas (en la selva siempre están húmedas) y también las cremas... literalmente nos confidencia: "me las eché todas!!". El resto... leanlo en la prox. edición de Para Ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último