08 de 04 de 2009

Pluma Rosa:Ellos, sexo es sexo. Ellas, sexo también es amor


Hoy me gustaría invitarlos a reflexionar acerca de un tópico que me parece bastante interesante; la infidelidad y sus formas de enfrentarla. No me remitiré meramente a dar una definición o un acercamiento conceptual sobre el tema, sino principalmente me gustaría mostrar una leve aproximación respecto a la diferencia de reacciones entre “ellas y ellos”. Dejo claro también que puede ser que tú no te sientas identificada, siempre existe alguien que se escapa a la generalidad.
Sólo les pido ahora que focalicen su imaginación en una situación post-infidelidad, que ya ha sido descubierta.
Comencemos por la reacción masculina ante el engaño femenino: ¿Dónde fue?, ¿qué te tocó?, ¿cómo te tocó?, ¿lo hacía mejor que yo?, ¿te gustó más que conmigo? Por supuesto agreguémosle también todas las clásicas preguntas y comparaciones con sí mismo acerca de posiciones, movimientos y tamaños. O sea, nos encontramos con una reacción que se reduce al: “desempeño del patas negras y como éste puede atentar contra el propio desempeño”.

Focalicémonos ahora en la reacción femenina ante el engaño masculino: ¿Qué tiene ella que yo no tenga?, ¿qué sentiste y/o que sientes por ella?, ¿te gusta más que yo?, ¿te has acordado de ella? Ahora entonces, lo sostenido se reduce en “si la patas negras logró que el hombre se enamorara de ella”.
Podemos dar cuenta entonces de la gran diferencia entre hombres y mujeres respecto a la importancia que se le entrega a la infidelidad. El hombre no podrá sacarse de la cabeza la manera en que tocaron y besaron a su mujer, y por otro lado la mujer no dejará de preguntarse si su pareja sigue pensando en la amante.
He aquí una notable diferencia entre ambos géneros, cómo las mujeres tendemos a pensar en una amenaza afectiva, en que nos pueden dejar de querer o de amar por otra. Sin embargo ellos no pensarán si su mujer se enamoró de este otro, sino que la amenaza atenta sobre su propia virilidad.
Por lo tanto, respecto a lo planteado anteriormente me pregunto: ¿Cuál infidelidad es más peligrosa?
Personalmente sostengo la idea de que una infidelidad femenina es potencialmente mucho más peligrosa que una masculina. Un hombre puede tener una amante que lo tenga “loco”, que le entregue quizá toda “la pimienta” que la rutina pudo haber “desaliñado” en su relación de pareja, sin embargo la amante es la amante, es sexo, muy pocos dejarán su relación estable por eso.
Pero señores, lamento mostrarles la realidad como es…Generalmente las mujeres tienen el sexo absolutamente asociado con el amor, por lo que una buena relación sexual adquiere también la significación de una buena relación amorosa, o sea; un hombre que me entiende, que sabe lo que me gusta, que sabe lo que quiero, que se da el tiempo y se interesa por hacerme sentir, y no sólo soy un mero trámite en su día.
Es por esto caballeros que no deben descuidar sus quehaceres, que no basta con tenerlas contentas y estables con cariño, zapatos y carteras, puede ser que seamos difíciles de entender, pero sólo basta con poner atención.

Nerea de Ugarte López nereadeugarte@gmail.com
Psicóloga Clínica

26 comentarios

Luz

24 de abril de 2009

Hola, leí este artículo y quedé plop por que justo ayer descubrí la infidelidad de mi pareja. Lo que más me sorprendió fue la liviandad de su respuesta: es por curiosidad. Yo me cuestioné todo, de hecho pensé que nuestra relación estaba más firme que nunca. Ahora que hago?. Por más que le pregunté por qué no me dio ninguna respuesta concreta. Sólo que quiere que sigamos juntos, pero no puedo mirarlo sin que me duela todo esto.

Sofia

15 de abril de 2009

Hola, es la primera vez que entro a esta página y la verdad me pareció muy buena la nota de la autora. En lo personal he pasado por ambas caras de la moneda por lo que rectifico totalmente lo que Nerea comenta. En mi relación anterior yo fui infiel, con un hombre con el que actualmente sigo, esta infidelidad fue con entrega de corazón, no sólo calentura de una noche y prueba de ello es que hasta el día de hoy después de más de un año que eso ocurrió aún seguimos juntos. Por otra parte, esta relación que llevo en el presente, es algo compleja, pues él vive en otro lado y en una ocasión me confesó infidelidad de una noche, cuando apenas empezábamos y yo aún andaba con mi anterior novio, por lo que no me dolió como hubiera imaginado, pues las cosas apenas se estaban dando y yo también tenía a alguien en ese momento. Pero sí creo totalmente que por lo general para los hombres sólo es sexo por placer y aguas, cuando una mujer te pone el cuerno es porque todo ya valió. Es mi manera muy particular de ver las cosas y respeto las demás opiniones. Saludos y felicitaciones a la escritora de la nota.

Rossy Lluka

13 de abril de 2009

Yo realmente no creo en la infidelidad nunca hagas lo que no te gustaria que te hicieran yo escuche por ahi una vez ala mujer hay que tenerla bien comida bien vestida y bien ? Cuando te llenan todos esos espacios no queda libre para que alguien mas entre en esa relacion mi marido y yo sabemos todo uno del otro el usa mi telefono mi tarjeta busca en mi bolsa si necesita algo y almenos para mi esos detalles me gustan porque sabemos que nada escondemos siempre hay que ver que se puede perder antes de cometer ese grandisimo error.

Dani B. N.

11 de abril de 2009

Creo que es muy dificil explicar un tema tan extenso y con tantas directrices en tan poco espacio... te felicito nere ... En mi opinion mas que considerar quien es mas peligroso en cuanto a infidelidad, creo que al final " lo dañado" es la misma cosa... la confianza, los miedos que se despiertan y la decepcion en todos los sentidos posibles. Por otro lado pienso que es muy distinto una infidelidad en la epoca del pololeo y en el caso de estar casado y con hijos.. conozco muchos casos en que las infidelidades si son aceptadas .... los hijos tienen mucho poder en cuanto a tratar de volver a reconstruir una relacion, por sobre las heridas, y que el ego en los hombres y la inseguridad de las mujeres pasa a segundo plano. lo que si estoy de acuerdo es que las infidelidades son producto de momentos que se pierden entre la pareja, o quisas que nunca se tuvieron, y que si se puede vivir con ella, incluso perdonar,....pero nunca olvidar.

Ignacia

09 de abril de 2009

Luego de ver tanta infidelidad ya no me sorprende, pero he dejado de creer en el amor a largo plazo. Y por otro lado, si una mujer la menos mira hacia el lado es porque ya no siente lo mismo x su pareja actual... y cuesta mucho recuperar los sentimientos verdaderos y fuertes de antes. Concuerdo también con la otra posibilidad descrita x Nerea, donde dice que aveces podemos engañar antes de q nos engañen para sentirnos con el control de la relacion, para no hacer el papel de tontos. Muy buen tema, da mucho para opinar y muchas opciones distintas, uno puede elegir cual creer, pero la experiencia es la que luego nos enseña, podemos decir cosas pero cuando nos pasa n persona es distinto, muy pocas veces reaccionamos como creemos que lo haríamos. Me encantó el tema, y también el anterior.

Muñekita

09 de abril de 2009

Hola, yo no estoy de acuerdo con la infidelidad, creo que por respeto a la relación e incluso a una misma es mejor ponerle termino de frente que matarla con decepción y frialdad. De todas maneras cuando pienso en las mujeres infieles creo que sí hay efectivamente de todo tipo al igual que hombres, algunos que lo hagan por sexo y otros por sentimientos, a pesar de ser infidelidad igual, creo que la mayoría de las mujeres infieles se sienten atraídas a otro por necesidad afectiva o inseguridad, más allá de que establezca una nueva relación o no. Pero de ser así significa que su relación ya no daba para más. Si ella establece nuevos lazos afectivos creo que es más peligroso que solo una aventura sexual, aunque encuentro estúpido arriesgar una relación por una aventura, en este caso puede que la relación no haya muerto aún, si hay verdadero amor, hay confianza, hay comunicación y finalmente un entendimiento, aunque tome tiempo y trabajo, si a pesar de eso la relaciones sexuales entre la pareja no se solucionan, hay que enfrentarlo más seriamente y finalmente si ya no hay recursos por último terminar la relación es más válido que tener a otra escondida. Todos sabemos que la infidelidad no lleva a la relación a ninguna parte, porque las relaciones tienen como pilar la confianza y esto en su lugar sería una traición. Saludos!

Barby

09 de abril de 2009

Cada vez las mujeres se acercan más al porcentaje de infidelidad en comparación al masculino, ¿eso quiere decir que nuestros hombres se han despreocupado de la pareja y prefieren darle tiempo al partido de fútbol o al carrete con los amigos?, hay tiempo para todo, pero que después no se anden quejando que su pareja les fue infiel, si ellos la tienen literalmente abandonada, no sólo necesitamos el sexo, también atención, cariño y que nos hagan sentir lo más importante en sus vidas, por lo tanto si nuestras parejas no nos entregan eso, miraremos para el lado hasta encontrarlo y por otro lado, se les puede perdonar una infidelidad a la pareja, pero la desconfianza terminará por matar la relación. Muy buenos los temas acá planteados, da para mucha discusión.

Kim

09 de abril de 2009

Coincido plenamente con la mayoría de los comentarios que apuntan a la felicitación por la nota de Nerea. No sé si es la primera vez que publicas una nota acá, pero debo decir que la forma y el fondo son impecables. Sólo mi opinión: la infidelidad es algo que una mujer jamás puede olvidar, por lo tanto, ella siempre sentirá dolor en su ser al mirar que el ser amado le hirió con uno de los actos más dolorosos que puede experimentar; muerte lenta o rápida, pero agonía de una relación...

Francisco

09 de abril de 2009

Nuevamente Felicito a la psicologa por su comentario final y agradesco sus agradecimientos a sus lectores cosa que no muchos escritores hacen FELICITACIONES Y SIGA ESCRIBIENDO

Nerea De Ugarte

09 de abril de 2009

Que buenos comentarios he leído!!! Me gustó que el texto los haya hecho pensar y cuestionarse una temática que hoy por hoy menos personas aceptan sin embargo cada vez pasa más. Ojo!! que no se mal entienda, la infidelidad no está siendo avalada ni pasada por alto!! Pienso como muchos de ustedes que aportaron con sus opiniones. Primero: Una vez que se perdona, es bastante probable que lo vuelvan a hacer, ya que de cierta manera se pierden los límites implícitos que cada relación tiene, y como pareja, pierdes validez, ya que muchas veces tienes que haber dicho, nunca perdonaría una infidelidad! Segundo: Ensucias la única posibilidad de tener una relación LIMPIA. De poder decir te amo a los ojos y transmitirlo sólo con una mirada que no esconde absolutamente nada. TERCERO: siempre he sostenido que al serle infiel a tu pareja, le eres infiel a tu relación, y de esa relación formas parte tu, por lo tanto, te haces daño ti mismo. Podríamos pensar que quizá hay algún rasgo masoquista en el ser infiel? al final una persona infiel no logra jamás ser feliz ya que no puedes simplemente estar en tu propia relación, tus niveles de angustia se elevan ya que parecieras estar siempre alerta. En pocas palabras no es sano! CUARTO: dejando las hipótesis psicológicas y opinando personalmente, perdoné una infidelidad en mi primera relación importante, y a pesar que no duró mucho más que un par de semanas, maté mi percepción del amor por muchos años. Simplemente no se puede perdonar, y como alguien comentó más arriba, tus parejas siguientes viven esta desconfianza compulsiva que no les pertenece. Por el otro lado de la moneda, tb fui infiel, y por más que lo pienso, siento que a momentos la gente (y me incluyo) lo hacemos para estar preparados por si nos lo hacen, o sea se usa como un mecanismo de defensa ante el posible engaño del otro: "le quito un poco de validez a esta relación ya que me muero que se la quites tú antes", en el fondo; "te abandono antes que me abandones" = estar siempre sintiendo que se tiene el control...Chicos, todo esto es a nivel inconsciente, no es que uno lo tenga mentalmente presente... Bueno, me despido, saludos a todos y nos vemos en 15 días!

jpp

09 de abril de 2009

Si estamos generalizando, como dijo la autora, tiene toda la razón........a los hombres nos toca mas el ego que nada cuando nos engañan. Muy buen articulo nuevamente, felicictaciones!!

taky

09 de abril de 2009

nere, la infidelidad no tiene sexo, y en el fondo aunque hombres y mujeres hagamos distintas preguntas al momento de encontrarnos ante una infidelidad siempre tratamos de decir lo mismo "como me pudiste hacer algo asi" y "cómo traicionaste así mi confianza". muchos no perdonan y otros sí. la diferencia de eso es que tan profunda fue la herida porque una infidelidad es una herida viéndolo metafóricamente, que para algunos sana rápido, pero para los más sensibles demora años y para peor genera anticuerpos para futuras relaciones. Como leia en un comentario más arriba la infidelidad es problema de la pareja, es decir, si a mí mina es infiel es porque algo estoy haciendo mal yo. Entiendo que veamos las cosas diferentes hombres y mujeres pero aunque nunca lo reconoscamos en el fondo somos iguales!! o no? saludos nere

gabi

09 de abril de 2009

muy interesante la tematica planteada por la psicologa, a pesar que considero que la emancipacion de lla mujer la ha llevado en estos tiempos a tener sexo solo por sexo aunque no existan sentimientos involucrados. a pesar de no estar de acuerdo en absoluto con el engaño,

Diego

08 de abril de 2009

El pequeño gran detalle además de la infidelidad como tal, son los "traumas" que se generan. Basta con que te caguen una vez, para que construyas un muro de desconfianza para todas las relaciones futuras... Que lata es desconfiar de una pareja nueva, sin conocerla bien, sólo por que alguna vez otra persona te engañó. De alguna manera todas tus parejas futuras sufrirán a causa de tus parejas pasadas.

Marcelo

08 de abril de 2009

Creo que es muy bueno el artículo y que lo que plantea la psicóloga es muy acertado hasta cierto punto. Es verdad que no se puede generalizar respecto al tema, puesto que podemos encontrar a hombres que también involucren sentimientos al ser infieles y, por otra parte, mujeres que sólo piensen en sexo como una forma fría de placer o "forma de ejercitarse" (en el cual no existan sentimientos de por medio) al ser infieles. De hecho, mi experiencia así lo avala. He tenido un par de parejas estables, y me he dado cuenta de que con ellas ha funcionado el tema como se plantea en el artículo pero sólo para la esfera femenina: tanto ellas como yo nos hemos guiado por un fuerte componente sentimental al HACER EL AMOR (no tener sexo). Por otra parte, tampoco puedo ocultar que he tenido SEXO con parejas de una noche, donde la única motivación para ambos era sacarse lo acumulado que podíamos estar, es decir, placer puro. Por esto creo que depende más que nada de la persona, las circunstancias de hecho por las cuales pueda estar afectada la misma y no del GÉNERO (masculino o femenino). Recordemos que así como pueden haber hombres lascivos y calientes, también podemos encontrar mujeres ninfómanas y necesitadas.

Jechu

08 de abril de 2009

Te encuentro toda la razón...las mujeres quizás se psicopatean más cuando un hombre las engaña, pero al final es más peligroso que una mujer engañe a un hombre, ya que nosotras somos capaces de dejar familia, hijos y casa ..En cambio los hombres no dejan ni un sándwich…se cagan susto…

rod

08 de abril de 2009

Toda la razón nere, si mi mina se mete con otro hombre es porque hace mucho tiempo que yo la perdi, hace mucho tiempo que no sé nada de ella, hace mucho tiempo la abandone...

maria

08 de abril de 2009

excelente me gusto mucho en verda, tiene sentido...

Bego

08 de abril de 2009

Entiendo y respeto las otras opiniones sobre el artículo. Pero por otro lado concuerdo con la autora, quizás no somos capaces en el momento exacto que nos enteramos de la infidelidad de preguntarle a nuestra pareja si le gusto el affair, si siente cosas por esa otra persona, que tiene ella que no tengo yo,etc. Pero creo que es producto de la rabia, ira, pena sentida en el momento que lo unico que pensamos es mandarlos a la punta del cerro, pero creo que despues de unas horas, dias , la gran mayoría de la mujeres nos quedamos con el bichito dando vueltas en la cabeza, sobre si habrá sentido algo mas allá de el acto sexual como tal o nos hacemos preguntas como por ejemplo; “que me falto a mi para hacerlo feliz”, “que no le pude entregar que se fijo en otra”. Creo que esta un poco generalizado el articulo, pero a mi parecer va un poco mas allá que al simple hecho del acto sexual. Me gusto el artículo, me gusta como escribe Nerea. Ojala continúes escribiendo para la revista.

jp

08 de abril de 2009

he leído todas las columnas de la autora y esta particularmente me ha movido bastante. Entiendo lo que se busca transmitir en lo que está escrito, y como periodista diría que se adscribe a un imaginario social que la verdad está instaurado en los seres humanos. Hay muchas investigaciones en el tema, y es cierto lo que aquí se muestra (aunque a muchos no nos guste y no nos parezca personal). Los hombres tramitan de manera muy diferente este tema, como también las mujeres. Esto lo investigué yo para un reportaje en base a un gran número de encuestas a personas. El imaginario del hombre va a lo sexual, a la competencia, y el de la mujer a lo emocional, el compromiso y la falta de éste. SIEMPRE HA SIDO ASÍ!!! Y si cada quien se sienta a pensarlo, inconscientemente los fantasmas pasan por estos temas. Que se acepte o no se acepte la infidelidad es un tema diferente, yo no lo acepto nicagando!!

felipe

08 de abril de 2009

me parece interesante como la autora plantea la temática de la infidelidad, al parecer en las generalidades los hombres tenderían a enfocarse en los actos, dejando de lado las emociones, que son el principal foco de las mujeres, este análisis podría asociarse a la principal función de la sexualidad que recordemos es la reproducción como método de supervivencia, más que el placer y el amor.

Ale

08 de abril de 2009

Si mi pareja me engaña, lo último que haría sería preguntarle si la echa de menos o si está enamorado de ella. Y no sé, pero eso de las preocupaciones de los hombres frente al engaño de sus parejas, me parece una caricatura. O sea, si mi pareja me preguntara eso frente a un engaño mío, lo dejo por tonto.

Francisco

08 de abril de 2009

Creo que en este articulo la psicologa está generalizando demasiado, no todos los hombres somos tan livianos como ella nos pinta, tambien habemos hombres con mas sentimientos de los que ella cree. Yo en lo personal no acepto la infidelidad, por lo tanto tampoco la practico Lo importante es no tomarlo como algo "normal" y que está pasando cada vez mas, porque no es normal.

Fran

08 de abril de 2009

El engaño se hace cada vez más "parte" de nuestra sociedad sin reparar en el respeto al otro, ni en el compromiso. Una infelidad no tiene segunda parte, es simplemente el fin de la relación. Pueden darse distintos argumentos, "válidos" para hombres y mujeres, sin embargo en la raíz ya está algo dañado y personalmente no podría dejarlo pasar.

Sole Hott

08 de abril de 2009

Yo tengo una amiga que perdonó una infidelidad y la verdad es que hasta el día de hoy me pregunto cómo puede mirarlo a la cara sin tener el cuestionamiento y la duda de que lo haga nuevamente. Creo al igual que la Fran que la infidelidad es una traición irreparable, y no importa si es mujer, hombre, si hay amor o es sólo sexo. Lo importante es el engaño, y si uno está con alguien es para estar sólo con esa persona.

Fran

08 de abril de 2009

Digamos también que los planteamientos aquí expuestos hablan quizás de la generalidad, pero en lo absoluto de cómo actuamos todas las mujeres y hombres frente al tema. Personalmente creo que no alcanzaría a hacerle todas esas preguntas. El mismo día que me entere de que mi pareja me fue infiel será el mismo día que no volveré a verlo más. Para mi la infideidad es una traición mayor que para mi no tiene vueltas que darle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último