24 de 03 de 2009

murió chica reality

Ayer escuché a una persona que con su comentario de verdad me dejó helada. El tema que se hablaba era sobre la muerte de la polémica y mediática Jade Goody, la chica británica de 27 años ex participante del reality Gran Hermano de Inglaterra que luego de saber que tenía cáncer cervico uterino, vendió a los medios todo el proceso de su enfermedad para, con esos ingresos, dejarle asegurada la vida a sus dos pequeños hijos. No sólo eso, vendió su matrimonio, el bautizo de sus hijos, lanzó un perfume, dos libros, una cadena de peluquerías y suma y sigue. En fin, pero lo que escuché fue de alguien que estaba indignado con la noticia, pues la muerte de la mujer no había sido televisada. Mi cara fue de tal espanto que la persona que hizo el comentario no pudo más que explicarlo. Me dijo: “Su vida la convirtió ella misma en un reality y dijo muchas veces que hasta su muerte sería grabada, como el final de una teleserie, pero de la vida real; el gancho perfecto para los millones y millones de morbosos que hay en el mundo dispuestos a ver este tipo de cosas, gancho que ella misma utilizó para generar más y más euros”. Y entonces reflexioné, no en cuanto a si me habría gustado ver el final de esta película, sino hasta dónde es capaz de llegar el ser humano por plata y hasta dónde son capaces de llegar los medios de comunicación por la audiencia. Dirijo un medio de comunicación y con mi equipo hacemos todos los meses un gran esfuerzo por encontrar aquellos temas que creemos más les gustan a nuestras lectoras -muchas de ustedes- pero creo que en todo hay límites. En este caso, claramente los límites se trastocaron, su funeral que es hoy sí será vendido, de seguro el manager está gestionando con el mejor postor y quién sabe si ahora siguen los hijos, el marido que está preso, la madre, el padre, hay para hacer una buena secuela no creen. 

2 comentarios

Fran

24 de marzo de 2009

Yo me puse a leer el otro día acerca de esta chica porque claro que llamó mi atención su vida totalmente pública. Ella no tenía otra opción en pocos meses de dejarle el futuro asegurado a sus hijos, su familia era pobre y además con mucha delincuencia y problemas. Yo no lo haría, pero no creo que sea criticable, que a través del único medio que tuvo, en los pocos meses que le quedaban de vida, le dejara una fortuna a sus hijos. Es cierto que el dinero no es todo y tal vez ella trató de dejar otras cosas en ese corto tiempo, pero las opciones eran pocas. Además ella ya no tenía vida privada, eso lo había perdido hace mucho tiempo. Yo la encontré súper valiente, no imagino lo que sería enfrentar la muerte en pocos meses, a los 27 años y con dos pequeños hijos.

Ale

24 de marzo de 2009

Etica y decencia. Si no se tienen, no hay límites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último