10 de 03 de 2009

Pluma Rosa: Mujer, ante todo

Hoy me gustaría felicitar a toda mujer, no sólo porque marzo es nuestro mes, sino simplemente porque somos mujeres y, aunque muchas no lo sientan así, sólo por serlo tenemos el mundo a nuestros pies. En esta ocasión y por lo mismo, no vamos a discutir contenidos amorosos, ni complicaciones de dinero, ni las medidas de los atributos del “ex”, ni el motivo por el cual alguna vez nos plantaron. ¿Saben por qué? Porque en nuestro mes, esto no nos debe importar. Tampoco me referiré a la mujer encasillándola dentro del rol que, inquisitivamente, la sociedad nos impone como el principal: ser madres. Y es que a momentos ese rol pareciera hacernos olvidar que lo que fuimos en un comienzo: simplemente mujeres. ¿Por qué lo digo? Porque muchas entienden que ser mujeres es sinónimo de ser madres. Chicas, nuestro rol en la sociedad actual se ha diversificado enormemente y por lo mismo ha logrado que cada mujer tenga que optar por qué camiseta ponerse ante el mundo: ser madre, ser profesional, ser dueña de casa, ser esposa, ser hija, y así muchos otros. Por lo mismo, es que ser exitosa profesionalmente tiene una carga bastante mayor en nuestro género, debido a que hay mil y una cosas en nuestra mente que no nos permite abocarnos 100% a nuestra profesión, ya que de una forma u otra forma, es imposible dejar de lado el resto de los roles que hemos cargado en nuestra mochila.
Dentro de los roles que recién nombré hay uno en el que quiero profundizar más, a pesar de que a veces es el que mantenemos más postergado. Se trata de ser mujer a secas. ¿Qué es ser mujer?, ¿Por qué algunas son más mujeres que otras? ¿Por qué otras se martirizan cuando quieren serlo más? ¿Por qué tuvimos que salir tan culposas que hasta por ir a la peluquería en vez de ir a ver la clase de natación de tu hijo, nos sentimos egoístas? ¡Ay chicas!, a momentos sostengo que somos nosotras mismas las que potenciamos estas disyuntivas desde el primer momento de existencia, desde que el médico anuncia “¡es una niñita!”. Hasta los 2 años aproximadamente, los juguetes son parecidos entre niños y niñas. Luego comienzan a diferenciarse por género, y a la vez dentro del género femenino toma también dos directrices: la muñeca que toma leche y duerme siesta más el juego de tacitas para jugar al té, o el segundo que corresponde al esmalte Tammy con un vestido de princesita y zapatitos reina. ¿Podríamos pensar que quizá desde niñas potenciamos una predisposición a priorizar cierto rol sobre otro?, o quizá ¿Podremos encaminar una tendencia a preocuparse un poco más de sí mismas y no postergarse por los demás? Posiblemente depende de nosotras enseñarles a nuestras hijas a no dejar nunca de ser mujeres. Al fin y al cabo son las madres la única imagen en vivo que cada niña tiene como ejemplo para identificarse con su rol femenino.

Una madre que no se da el tiempo para ella, para cuidarse, para salir arreglada cada mañana, para mantenerse bella será una madre que no transmitirá esa necesidad en su hija. Dentro de mi experiencia profesional me he percatado que las mujeres tienen muchas menos pasiones que los hombres y que como factor común, a la mayoría de ellas les avergüenza expresar que uno de sus mayores pasiones  es: ir de shopping, hablar por teléfono con las amigas, tomar sol para sentirse bronceadas, etc. ¿Sabían chicas que para nosotras comunicarnos es una forma de canalizar tensiones y energía?, ¿Sabían que simplemente al estar contentas nuestro cerebro libera ciertas hormonas que son responsables de la sensación de satisfacción y combaten el malestar? Por lo mismo, aceptemos y desprejuiciemos que sí nos fascina vitrinear, comprarnos un regalito para nosotras y hablar horas boberías con amigas y de esta manera transmitamos que estos placeres tan simples que transversalizan todos nuestros roles y que sólo nosotras sabemos disfrutar, son necesarios para nuestro autocuidado personal.

*Nerea De Ugarte es Sicóloga con Master en Sicología Clínica y Encargada Programa Mujeres Jefas de Hogar, SERNAM. Escribirá su columna Pluma Rosa cada 15 días en este blog y en Para Ti impresa cada tres meses. nereadeugarte@gmail.com

32 comentarios

cristina

08 de abril de 2009

realmente esta buenisimo tu articulo. Me siento demasiado identificada, y todos los que he leido tambien están excelentes, sigue asi no mas.,Nerea...deberias escribir un poquito más seguido, me entretienen mucho tus articulos porque todos son temas que para nosotras aun quizas son tabu...

Ale

17 de marzo de 2009

No sé, no me gusta estigmatizar. Conozco muchos hombres que son multi también y muchas mujeres que son inútiles. No sé si somos iguales o diferentes. Como heterosexual, sé que mi única opción de emparejarme es un hombre y por lo mismo, me llevo bien con ellos. Me agota un poco el eterno discurso de lo que significa ser mujer ¿alguien ha leído alguna vez sobre lo difícil que es ser hombre? Lo único que tengo claro es que todos somos individuos ante todo y por lo tanto, cada uno de nosotros está cargado de defectos y de virtudes. Estoy absolutamente convencida de que jamás podría enamorarme de una persona que manipula con el sexo, que llora cuando no tiene más argumentos y que saca la maravilla de la maternidad a la hora de defender el género. Menos mal que soy mujer, así mi única opción es tener como pareja a un hombre. Sé que mi postura es absolutamente impopular, pero ¿no es mejor tratar de vivir con tolerancia y no compararnos más con ellos? No hay punto de comparación!!!

Fran

16 de marzo de 2009

Y es que ahí está el punto Rodrigo muy bien expuesto, el problema es que en muchas partes, aquí en Chile y fuera, pareciera que no valemos igual, es cosa de ponerle precio. Pienso exactamente como tu, el tema de la igualdad de géneros es efímera, somos diferentes y ¡qué bueno! pero si hacemos un mismo trabajo, nos gusta que nos paguen igual. Fuera de eso me encanta ser mujer, es más, si volviera a nacer, pediría ser mujer nuevamente y es que quiero muchos a los hombres, estoy enamorada de uno, pero nosotras somos multi... y si eso se pagara seríamos RICAS.

Rodrigo

16 de marzo de 2009

100% de acuerdo, ser mujer no es fácil … aunque haya que admitir que eso implica automáticamente que ser hombre tampoco lo es, tienden a ir juntos. Pero personalmente, creo que lo “difícil” de ser mujer nace en gran parte de un feminismo mal entendido … en algún momento, a alguien de dudosa genialidad dijo “hombres y mujeres tienen que ser iguales!”; y empezó el desastre. Mujeres (y el mismo “discurso” es válido para hombres), esa igualdad no existe ni existirá; lo que tiene que existir es una conciencia de que somos diferentes pero valemos lo mismo. Con eso en mente, el resto de los problemas o complicaciones pasan a un segundo plano muy distante … o importa tanto quien es el dueño del mundo? Yo por lo menos ya me complico con un día a día simple, y más encima si soy dueño me tengo que hacer cargo de todo? No gracias, paso … la vida ya es lo suficientemente complicada para enredarla más. Sigue escribiendo Nerea … aunque creo que cada 15 días es poco, da la sensación de que tienes mucho más que eso en ti.

carmen beatriz

15 de marzo de 2009

me encantó el artículo, comparto plenamente la opinión que para ser una mujer completa hay que estar feliz con uno misma y transmitirlo al resto y no dejarse llevar por las presiones sociales que siempre exige y no deja a la mujer interpretar el rol que más la hace plena. Nuevamente felicitaciones y ojalá continúe la columna.

susana cubillos

12 de marzo de 2009

Cierto Nerea que cultivar la alegria de vivir nos hace estar en la plenitud del ser mujeres. Gracias por compartir tus reflexiones. Susana

Anto

12 de marzo de 2009

muy bueno el artículo nerea, quiero puro leer los otros.

maite

12 de marzo de 2009

muy bueno!!!!!! dices las cosas que no nos atrevemos a reconocer. Gracias

Nerea De Ugarte

12 de marzo de 2009

Me encanta que les haya gustado, espero sorprenderlas/los en 15 días más con algo nuevo y entretenido!!!, se aceptan temáticas que ustedes quieran ver desarrolladas por mi y/o preguntas que necesiten respuestas tb. Pueden escribir a mi mail que aparece bajo mi columna. Un Abrazo!! y regalonéense durante el mes!!!

María Cristina Larrain

11 de marzo de 2009

Muy bueno el artículo de Nerea. Quisiera aportar lo siguiente: una mujer exitosa no es siempre una profesional. Una mujer exitosa es aquella que se siente feliz con su vida,.Es la que mira su pasado, presente y futuro con alegría.. Estaré atenta cada 15 días para seguir leyendo artículos de Nerea.

Alfonso Zelada

11 de marzo de 2009

Estimada directora Si bien hay algunos términos que no comparto, "chicas", argentinismo, me parece un artículo bien elaborado y dirigido especialmente a la mujer del siglo XXI. Felicitaciones a Nerea y que siga por ese camino. Con afecto Alfonso Zelada

Mo

11 de marzo de 2009

Bien por la psicóloga... hay algunas muy secas...

mairene

10 de marzo de 2009

me encanto el articulo logre sentirme totalmente identificada , espero volver a ver un articulo de este nivel muy pronto. felicitaciones

Alejandra

10 de marzo de 2009

Hola, me encanto este articulo me senti super identificada, creo que logra ponerse en la situacion de la mujer actual y en roles que jugamos en la sociedad de hoy. ojala pudieramos leer sobre ella mas seguido

Bego

10 de marzo de 2009

Soy fanática de la revista, La verdad que hace bastantes meses que no lanzaban un articulo tan bueno. Somos muchas las mujeres que nos sentimos identificadas. Felicito a la Psicóloga que lo escribió. Ojala vuelva a escribir artículos para la revista

amaya

10 de marzo de 2009

excelente articulo, Creo que muchas nos sentimos identificadas, te felicito Nerea

SgordilloE

10 de marzo de 2009

Ah .. siendo más egoísta se es más mujer??? ... eso? ... mich ... voy a mandar a mi nena a esa psicóloga. Un abrazo.

Magdalena

10 de marzo de 2009

Muy bueno, creo que es un tema con el que todas nos sentimos identificadas! Espero leer tus próximos artículos! Felicitaciones!

carli

10 de marzo de 2009

me encanto el articulo! gracias por compartirlo con nosotras y hacernos sentir que no deberiamos sentir culpa por lo que nos gusta y que no es malo darse un lujo de vez en cuando, pues encuentro triste renunciar a esas cosas, renunciar a "ser mujer". te felicito sigue escribiendo por favor saludos!!

gabi

10 de marzo de 2009

bueno el articulo,claro, y entretenido .Ojala que aparezcan otros temas interesantes escritos por la Psicologa.

Antonella

10 de marzo de 2009

Hola y felicidades por el artículo, buenísimo, d hecho acabo d imprimirlo y pegarlo enmi refrigerador por si llego a olvidar algo... d modo q cada vez q saque comida ahí estará... es verdad chicas, no nos podemos olvidar d ser MUJERES ante todo... un abrazo. Saludos y felicitaciones por el artículo.

M_k

10 de marzo de 2009

Hola; muy interesante la percepción que se transmitió en el artículo acerca la Mujer, siendo de gran utilidad para nosotras y a la vez "tranquilizador", el verme reflejada con tus comentarios. Slds y Felicitaciones !!!!!!

Jechu M.

10 de marzo de 2009

Ya habia leido articulos de ella antes en el diaro " El Observador" y siempre me llamaron muchisimo la atención...que bueno que se potencie su talento en una revista con gran recoconocimiento como lo es "Para ti"... esta demás decirte que el articulo esta buenísimo!! Felicitaciones Pluma Rosa! =)

chica

10 de marzo de 2009

Excelente artículo!!!!!!! Me encanto como escribe Nerea, ojala podamos ver más a futuro

luli

10 de marzo de 2009

Buenisimo el articulo.... me gustaria conocer mas de su trabajo, creo que al ser sicologa tiene una vision mucho mas clara de lo que nos sucede a las mujeres del 2009.... saludos y espero mas novedades de esta columnista!

maria

10 de marzo de 2009

Muy bueno el articulo, creo que debemos liberarnos de los prejuicios que usan las mujeres envidiosas o los hombres inseguros frente a cualquier expresión de vanidad de nosotras, que ni siquiera es vanidad, sino más bien valoración personal, quererse, cambiar, incluso a veces cuando nos sentimos tristes una manera de rescatarse del hoyo, o por el contrario...conquistar, coquetear, cosas tan necesarias y válidas en la mujer. Que mejor que sentirse más atractiva? eso se refleja y mejora nuestra disposición hacia la vida, contagiando de energía positiva a quienes nos rodean. Saludos

Paula Avilés

10 de marzo de 2009

Hola, Nerea escribirá para nosotras cada 15 días!

Jechu

10 de marzo de 2009

Hace mucho tiempo que no leía un articulo que me identificara tanto, porque tenemos que postergar las cosas que más nos gustan por satisfacer a los otros( marido e hijos) si podemos hacer las 2 cosas. Muy bueno el articulo.

domi

10 de marzo de 2009

hola ! me encanto el articulo! ojala pudieramos leer mas seguido articulos de este tipo...yo siempre leo la revista si q los felicito!

Carolina

10 de marzo de 2009

Hola, me sentí muy identificada ya que soy madre y a veces siento que dejamos un poco de lado el ser mujer, lo cual primero es nuestra escencia. Y nos dedicamos a girar entorno a otras personas,,,,,pero en fin.......... Esta muy bueno el artículo,,felicitaciones a quien lo escribio!!!!

jpp

10 de marzo de 2009

mjuy bueno el articulo!!

jpsearcher

10 de marzo de 2009

hay otros artículos de ella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último