07 de 01 de 2009

Donar o no donar

 

A pesar de que finalmente llegó un hígado de un donante, el cuerpo del motoquero Humberto Bastías estaba tan débil que no resistió y murió. Días antes del trasplante falleció un potencial donante, pero la familia se negó a entregar los órganos. Según los profesionales que lo atendieron, si se hubiera hecho la operación antes, las fallas en su organismo no habrían sido tantas, se habría salvado y habría conocido al hijo que espera su pareja. Una vez más estamos frente al tema delicado del trasplante de órganos y la escasez de donantes. Debe ser muy difícil tomar la decisión de entregar parte del cuerpo de un ser querido desinteresadamente y más con el dolor reciente de haberlo perdido, más aún si hay bases religiosas que hablan de otras vidas y del más allá. Completamente convencida de que es urgente y necesario donar todo lo reutilizable de un cuerpo muerto (aunque suene crudo y atroz), me pregunto ¿no es un acto de profunda religiosidad y generosidad dar vida y entregar algo que se ama mucho? A pesar de que no me gusta Almodóvar, creo que tratar el tema a ese nivel es un aporte, me refiero a la película “Todo sobre mi madre”. Creo que no hay acto más inhumano que ignorar a un moribundo y acción más sublime que dar vida.

3 comentarios

Fran

07 de enero de 2009

Lo mejor taconeras entonces es que lo discutan con sus respectivas familias, que ellos sepan que ustedes quieren o no quieren ser donantes. Hay algunos carné de por medio, pero sepan que no valen nada legalmente, sólo vale la voluntad de los familiares más cercanos. Así es que si de verdad les interesa dar vida háganselo saber a sus más cercanos. Una sobremesa como esa, aunque dura, es super esperanzadora.

Linda

07 de enero de 2009

Creo que donar un organo de un ser querido,duele mucho,pero a la vez este organo que aun funciona,no sirve de nada en un cuerpo muerto...¿Porque seguir cometiendo el mismo error que los demas?¿Por que no ayudar a las personas que realmente necesitan un transplante?. No cometamos el mismo error,si una familia no quizo donar,porque seguirles su ejemplo. Piensa que tu familiar o amigo,ya fallecido y con sus organos buenos,puede ayudar a otra gente.

Sole Hott

07 de enero de 2009

Totalmente de acuerdo contigo Ale, creo que donar un órgano es a la vez un acto muy difícil, pero también el acto más grande de generosidad. Es el hecho de darle vida a otra persona que en la mayoría de las veces necesita el órgano de forma urgente. Por qué privar a otro ser humano de vivir. Sé que es complicado tener que tomar la decisión y evitar pensar en lo que dirá el resto de la familia, pero no podemos permitir que sigan muriendo personas por no haber tenido un donante. Creo que estas noticias, que se vuelven cada día más cotidianas, son el momento perfecto para reflexionar al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último