04 de 11 de 2008

¡Es negro!

Foto: www.elobservatodo.cl

A horas de que Estados Unidos elija a su presidente, el tema racial suena fuerte. Me llama la atención que para muchos el color de la piel del candidato Barak Obama sea parte de su curriculum, como si se tratara de un fenómeno y su cerebro tuviera capacidades distintas. Está bien, admito que los grupos que alguna vez fueron minoría o población segmentada tengan obligatoriamente un capítulo asegurado al respecto a la hora de lograr notoriedad pública, pero no me parece adecuado que los destacados, que los titulares sean precisamente en ese aspecto. “Por primera vez un piloto de raza negra gana la Fórmula 1″, fue el comentario deportivo del fin de semana, no sólo en Chile, sino en informativos de otros países y en sitios web de todo el mundo, como si Lewis Hamilton no tuviera más mérito que ese, como por ejemplo, ser el más joven en ponerse la corona de la máxima categoría del automovilismo mundial. Las expectativas que se crearon en torno a la candidatura de Michelle Bachelet cuando se presentó a la elecciones presidenciales iban por el mismo lado, todo el mundo quería saber si una mujer podría ser Presidenta, además, en un país como Chile. Lo mismo pasa con los mapuches, los indígenas de cualquier etnia, los discapacitados, los homosexuales, los habitantes de algunas comunas estigmatizadas, los gordos, los feos, los enfermos o en general, cualquier persona que se escape de los cánones de la normalidad que existe en el pensamiento colectivo. Se me vienen a la cabeza dos anécdotas que refuerzan mi teoría de que en Chile no sólo somos clasistas, sino racistas, cosa bastante absurda porque nuestro origen no es precisamente ario. Una me pasó hace unos años en una fiesta electrónica en la que una amiga no podía creer que el dj -Carl Cox- fuera negro y lo otro fue en los tiempos en los que Cecilia Serrano y Bernardo de la Maza eran la dupla ancla del informativo central de TVN. Al finalizar 24 Horas mostraron las imágenes del record mundial en velocidad que alcanzó un atleta caribeño, al volver a los conductores para despedir las noticias, se produjo ese diálogo habitual entre ellos (que por lo menos a mi, me ponía en un estado entre alerta y nerviosa) y a los alabos del periodista al deportista, la flamante concejala por Las Condes respondió “¡Y es negro Bernardo”! Estoy segura y apuesto sobre ello que si hoy gana las elecciones Obama, el tema va a ser que un negro le ganó a un senador, político de vasta trayectoria política, veterano de guerra y héroe de Vietnam.

2 comentarios

Carmen

07 de febrero de 2012

Pues van a tener más que cinco miotuns de fama..Ya en serio, no entiendo como hay gente tan "polla" en estas varas...Saludos!!

soledad hott

08 de noviembre de 2008

A mi lo que me da miedo que por el hecho de que Obama sea afroamericano haya gente malintencionada que le quieran hacer algo. Es más un temor por la vida de él, que por ser negro. Nunca he sido racista y espero que Obama sea un gran presidente, porque aunque no queramos aceptarlo el presidente de EE.UU es el presidente a nivel mundial. La imagen de Estados Unidos ha cambiado mucho en los últimos años, independiente de si fue el gobierno republicano o el demócrata, se ha desgastado sola. Creo que hay que dejar de lado el color de Obama y concentrarnos en lo que hará. Y basta de decir: "el primer pdte afroamericano de USA"...por favor, con eso remrarcan más el racismo, sáquenlo de su curriculum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último