08 de 09 de 2008

Enfermos por el sol

 

La tanorexia es un término nuevo que identifica a las personas adictas al sol y al bronceado permanente, sin entender los riersgos que conlleva exponerse a los rayos UV. Según un estudio realizado en Estados Unidos por el Centro de Cáncer Fox Chase, la principal motivación que tienen los tanoréxicos es la apariencia, pero también confiesan hacerlo por el efecto relajante y la facilidad para relacionarse con otros cuando se está bien con uno mismo. Existen varias teorías que explican de manera científica este nuevo mal y una de las más probables indica que durante la exposición a los rayos ultravioletas, el organismo libera endorfinas, que hacen al individuo sentirse bien y con una sensación similar a la que experimentan con el consumo de ciertas drogas. Se estima que al año son dos millones de personas las que contraen cáncer a la piel y a pesar de las verdaderas campañas del terror que existen, pareciera que poco caso le hacen los que son incluso capaces de encerrarse en cabinas, para recibir directamente los rayos UVA (igual de dañinos) y así lucir un bronceado caribeño. En Chile, los casos más emblemáticos son los de Eduardo Cruz y Carla Ballero, y quizás representan uno de los síntomas de la patología: jamás ven su piel lo sificientemente doradas. Y son casos seguros, porque nadie normal podría pensar que con ese nivel de quemado alguien se puede ver bien. Como sea, por muy insana que parezca una piel muy blanca, siempre va a ser más sana que una quemada, arrugada y probablemente segura candidata a un cáncer.

9 comentarios

Anamaría

15 de septiembre de 2008

Más malo que el sol, es el cigarro, y las campañas del terror no frenan a los que fuman. Así somos los seres humanos, porfiados... Concuerdo con la opinión de que hay que tomar sol con responsabilidad, jamás sin factor, ya que por lo menos a mi , me pasa que la blancura de piernas me deprime... Un doradito conseguido con autobronceante y un poquito de sol no me parece mal... Total, yo no fumo!!

Pincel

09 de septiembre de 2008

Siempre que se trata el tema recuerdo a un antiguo profesor que en mis primeros años de escolaridad, nos dijo : “El sol es un tónico demasiado fuerte para tomarlo de golpe”. Efectivamente es un tónico que nos regala la vitamina D, esencial para mantener los huesos y el sistema inmunológico en buenas condiciones y prevenir ciertos tipos de cáncer. Pareciera que lo sensato fuera tomarlo con precaución y bajo tiempos y condiciones recomendadas por los expertos. Atentos saludos

Ale

08 de septiembre de 2008

Ah! Paula, tiene licencia para usar como propio y sin alusiones, el "le amo"...

Ale

08 de septiembre de 2008

Yo nunca me he quemado. Soy portadora de un -ok, poco sano y nulo sexy- pálido natural, a veces con tintes amoratados y otras cercano al verde. Pero ¿saben? lo prefiero mil veces antes de darle a mi humanbody una razón más de preocupación...¿Alguien leyó El enfermo imaginario de Moliére?... Si no fuera por los años y la distancia, juraría que se inspiró en mi...

Paula Avilés

08 de septiembre de 2008

Yo tomé tanto sol... "le amaba" y aún "le amo" (para ti ale con cariño) pero ahora soy más conciente. Atrás quedaron las tardes completas en Reñaca con aceite, friendo por ambos lados. Hoy día, me echo protector en la cara y uso lente y sombreros.... ahora el resto del cuerpo lo sigo asoleando... no como enferma, pero sí me gusta tomar un colorcillo canela, que además se me da con facilidad :)

Francisca

08 de septiembre de 2008

En lo personal nunca he sido muy amiga del sol... cuando era chica sí hice tonteras como ponerme emulsionado para literalmente 'freírme' más rápido; pero así de rápido también entendí los riesgos que tomar sol irresponsablemente conlleva. Por eso hoy, tomo sol con el factor correspondiente y en la cara antes muerta... al menos factor 60 y si se puede con sombrero... como boticaria, prefiero mi color blanco a las arrugas y otras consecuncias como el cáncer

boticaria

08 de septiembre de 2008

una cosa es tomar sol responsablemente,,usando el factor de protección adecuado al tipo de piel y evitando la exposición directaentre las 11 am y las 16 pm y otra muy distinta es pasar todo el día achicharrandose bajo el sol. Yo prefiero mi piel blanca, es mi sello característico, y en verano, si puedo, un tono bronceado suave. Nada más.

Ale

08 de septiembre de 2008

Nunca me ha gustado el sol, ni el look miamesco del tostado fascinante. El tema del cáncer a la piel y los rayos UV y UVA es heavy y ahora entiendo a las personas que reniegan de lo peligroso que es tomar sol. Están enfermos.

xsanmiguel

08 de septiembre de 2008

¡Uf! Gasparín se pondría a lloorar si leyera este blog... Y cualquiera que entienda que el asunto de la disminución de la capa de ozono no es broma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último