16 de 06 de 2008

Manual de educación sexual para embarazadores

¿Por qué las jóvenes del siglo XXI, hijas de una sociedad sobreinformada y bombardeada con el tema sexo y que, por lo tanto, saben o deberían saber que existe la píldora anticonceptiva, la de todos los días, tienen que recurrir a la del día después? ¿Por qué tan masivamente poco previsoras? ¿Por qué si el uso del condón, en estos tiempos del SIDA, debería ser casi un reflejo condicionado a la hora de tener relaciones sexuales, las parejas de las precoces adolescentes que se embarazan no cumplen con ponérselo en el momento indicado? ¿Por qué en medio del entusiasmo las muchachas no recuerdan la clase de biología, hacen acopio de lucidez y les demandan el uso del preservativo a sus pololos, amigos con ventaja o parejas ocasionales? Estas son sólo algunas de las interrogantes que tratan de responder la periodista Ximena Torres Cautivo y la pisicóloga Fanny Muldman Schorr en el libro “Manual de educación sexual para embarazadores” (Uqbar editores, $7.700) en donde según ellas “hicimos este juego inverso de mirar el sexo desde el masculino y ponernos en sus calzoncillos para que ellos se pongan en nuestras pantaletas”. La idea básica de este manual es enseñarles a ellos, a los embarazadores, cómo dejar de serlo, porque aunque suene machista, en estos tiempos de accesos paritarios y mujeres que “la llevan”, de jóvenes saturadas de información y con una libertad que las generaciones anteriores ni siquiera imaginaban, ellas revelan día a día que hasta ahora, al menos, no han sabido “llevar la batuta” en lo que a reproducción y sexo se refiere. El libro trata también las disfunciones sexuales más comunes de hoy en día y explica la importancia de las fantasías y otras prácticas sexuales.

24 comentarios

el niño

28 de julio de 2008

Mi mama me compro este libro y no tengo la mas minima idea de que se propone con esto,de echo, el titulo del libro no me a gustado y lo encuentro absolutamente feminista esto no quiere decir que yo sea un machita y que la responsabilidad sea de las mujeres. Sino que la pareja y la relacion se hace de dos personas y estas deben estar unidas no solo por sus aparatos reproductores sino por sus sentimientos y alma, todo el mundo dice que el amor nace o se crea yo les propongo...... que el amor no es que nasca ,sino que esta durmiendo dentro de nosotros, solamente hay que despertarlo y eso aplicarlo con la persona con la cual vamos a convivir o a establecer una relacion No critico al libro de echo e leido sus comentarios y ustedes tampoco lo hacen . Solamente tratan de justificar o defender algo que hoy en dia pasa en nuestra sociedad y las personas que deberia hacerse cargo del este asunto se desligan de dicha responsabilidad y la dejan en manos de manuales , profesores o asta en internet quitandose asi la responsabilidad que lleva tratar un tema de esta envergadura, con quienes realmente lo necesitan . Como decia gordillo que tenia hijos y mas de alguno de ustedes los tiene, es deber de cada uno como persona dar una formacion y hacerse un criterio valorico y moral sobre el asusto y con la mayor de las responsabilidades y respeto hacia la pareja y hacia uno mismo..... esto dara a pensar a no preocuparse de que estaran haciendo mi hijo o yo mismo e incluso la sociedad, si no de tomar la mejor decicion sin decear el mal a la persona con que se lleva una relacion o vida ,es decir, nadie nos puede privar del placer, pero si debemos ser mas responsables de los actos que llevamos a acabo en nuestra vida para nuestro futuro

pixo

24 de julio de 2008

Bueno tube el placer de ver la repeticion de hora 25 ..... me intereso mucho el planteamiento de los panelistas creo que es un buen libro tengo un gran interes de leerlo, Lo leere como adolecente creo que son buenas armaduras para nosotros los caballeros de inconciencia Felicitaciones....

Ale

24 de junio de 2008

Marianita, creo que el problema es que tu amiga cree que es su novio, pero él no lo sabe (o no lo siente así).

pamela

24 de junio de 2008

Karentzu, te recomiendo que leas el libro primero, salta a la vista que estás hablando desde el prejuicio. De hecho el libro es muy contrario a lo que planteas.

marianita

20 de junio de 2008

que pensarian ustedes si un hombre solo sabe pedir sexo. les cuento algo una de mis amigas tiene un prolrma asi su novio solo va a su casa los lunes, miercoles a la seman de ahi no se ven y cuando el va dice que le dice que quiere teneer sexo ustedes la pueden ayudar espero su comentario. bueno yo le digo que lo deje pero segun ella lo quiere. bayyyyyy espero su ayuda de ustedes.

marina

19 de junio de 2008

ESTOY DE ACUERDO CON KARENTXU """EL QUE NO USA CONDÓN """" ""NO TIENE PERDÓN """

Ale

17 de junio de 2008

Ahhhhhh Ok. Pensé que eras un joven impetuoso y alocado, por eso del discurso romántico e indestructible.

SgordilloE

17 de junio de 2008

Jajajaja .. tengo 40 nu más ... pero espero estar con la pareja definitiva ... es lo "aleatorio" lo que disminuye, no los encuentros..

Ale

17 de junio de 2008

Puedor dormir tranquila por ti entonces, no así por los millones que se contagian diariamente en el mundo por no usar condón. ¿Qué edad tienes? Lo pregunto por tu desesperanzador último comentario...

SgordilloE

17 de junio de 2008

Pues quédate tranquila Ale, no moriré de eso y por tanto, nadie morirá de eso por mi causa. Científicamente comprobado hasta hoy. Y como en la medida que vas teniendo años, "los encuentros cercanos del tercer tipo y aleatorios" disminuyen, creo que ya podemos descartarlo definitivamente. Un abrazo.

Ale

17 de junio de 2008

Gordillo, no quiero ser pesada. Entiendo tan bien tu postura, como que soy ferviente defensora de la individualidad, en todo sentido, pero en este caso puntual, el no uso del condón no sólo te afecta a tí. Si tu quieres morir fiel a tu idea, me parece muy valioso, pero si tu mueres de SIDA, quiere decir que hay otras personas que pueden estar contagiadas. Mi amigo tiene los recursos para tener su enfermedad controlada y lo más probable es que no muera por esa causa, pero no hay terapia que le quite la amargura y las ganas de dejar de luchar.

SgordilloE

17 de junio de 2008

Ale, lamento profundamente lo de tu amigo, y espero que esté bien. Si haces una encuesta entre gente con Sida, encontrarás a más de uno que siempre usó condón en sus relaciones. Veo perfectamente al tipo que aparece en la cajetilla de cigarros y también la dentadura en pésimas condiciones. Así y todo sigo fumando. Incluso me he sorprendido en ocasiones deseando a la mujer de mi prójimo. No me baso en experiencias de otros para definir mi rumbo. Tengo mi propia brújula y ella me indica "vivir sin miedo" y la tomo como mi religión. Si eso causa mi muerte, pues será una causa más, otra manera de llegar a lo inevitable. Un abrazo.

Ale

17 de junio de 2008

Gordillo, te cuento de un entrañable amigo es de esos románticos, que iba por la vida sin miedo, que pensaba que todo lo que se hiciera sin temor, no causaba problemas. Siempre estuvo rodeado de "chicas bien", con las que tuvo relaciones sanas y files, las que le permitían no usar ese molesto y poco masculino condón; el mismo que no lo dejaba sentir ni ser tan hombre como él quería...Pues bien, después de una rebelde e inusualmente grave bronconeumonia que se extendió por más tiempo del que los médicos estimaban normal, le dieron el diagnóstico que cambió su vida. Mi entrañable amigo contrajo el SIDA con una de esas chicas bien, sanitas y de colegios de monjas. Ahora trabaja para pagar su tratamiento e incluso tiene que contrabandear drogas desde Estados Unidos, que amigos le mandan por valija a través de sus oficinas, para mejorar un poco la calidad de vida, que por cierto, siente que perdió en el momento que le dieron el diagnóstico. Fui latera, pero quiero decirte que no abuses de tu buena suerte, es una cosa de salud, no del azar...

SgordilloE

17 de junio de 2008

Señoras, lamento que mi opción no sea de su agrado, pero les ruego no exagerar. No me convierto en nada de lo que insinúan al no usar ciertos adminículos. Mi hijo menor cumplirá 18 años éste mes y mis parejas y yo, hasta hoy, estamos perfectamente sanos. Eso quiere decir que en mis relaciones hemos podido tener control de embarazos y de enfermedades sin recurrir al latex. Es un poquito más complejo, se requiere de un poquito más de preocupación por el otro y de un poquito más de comunicación, pero se puede. Tengo una imaginación terrible, que me indica que si empiezo a protegerme "por presa" en mis relaciones amatorias, terminaré forrado entero en algún momento, y me rebelo a eso. Hoy es el sida, si mañana dicen que se trasmite por la saliva, el sexo será sin besos o con máscara??. Y exagerando, el contagio por sudoración nos meterá a la cama forrados en nylon?. Me disculpan, pero soy un romántico a la antigua. Me tomo mis tiempos para elegir pareja y otro tiempo para meterme a la cama con ella. Cuando eso pasa, estoy seguro de estar seguro, o estoy enamorado como para morir en el intento. Me parece sano ir por la vida sin miedo, y así como jamás le diré a nadie "cuidate" cuando me despida, no usaré condón. Un abrazo, de lejos si lo prefieren para evitar "contagios".

Ale

17 de junio de 2008

Creo que la tarea de cuidarse de enfermedades es individual y la anticoncepción, de los dos. Es muy patudo por parte de los hombres que le alegan a una mujer por quedar embarazada y no cuidarse. Si no quieren tener un hijo, hagan algo!

Yoly

17 de junio de 2008

Ex querido Gordillo: hay que cuidarse por todos los lados posibles y el embarazo es LO MENOS GRAVE que puede pasar. Hay que plastificarse mijo! ... creo que ya no eres mi favorito :(

xabiera

17 de junio de 2008

Yo diría que el asunto más relevante es, sin duda, la prevención de contagio de VIH... El SIDA sí da... Y hay tan poca conciencia del tema... Las cifras son extremadamente sorprendentes, pero las campañas y artículos del tema son ñoños y poco eficientes... No sé si un manual escrito por Ximena y Fanny sean todo lo eficiente que se requiere, pero al emnos se pone el tema en pauta ¿no?

Karentxu

17 de junio de 2008

SGordillo.... cuando me refiero a libro de sexualidad no me refiero ni a poesía ni a literatura clásica... sino a reales manuales que hablan de cómo hacerlo mejor y por más tiempo, asegurando que con sus recetas tendrás a tu pareja contenta de por vida. En mi biblioteca tengo una cantidad importante de libros de sexualidad, y me los he leído todos, y sin duda que los mejores son los del maestro Dr. León Roberto Gindin y más allá los del Dr. Adrián Sapetti. Y aunque ambos son hombres, tienen la sabiduría de hablar de lo femenino con tino y gracia. Les dejo la tarea. PD: Lo del condón, no tiene perdón!

Paula Avilés

17 de junio de 2008

a mí me parece que decir así simplemente "hay hombres que no soportamos el condón" es de un dejo machista impresionante, y me extraña de Gordillo. Pues bien caballero, la responsabilidad es mutua, lo que pasa que es las mujeres una vez cometida la falta no puede escaparse del crío que crece en sus entrañas, y el hombre puede salir a perderse si así se le viene en gana. A las mujeres tampoco nos gusta tomar pastillas, a veces engordan, a veces nos bajan la líbido y también nos dan dolor de cabeza... así que me parece bien en tono y el enfoque del libro acá nombrado.... pues ya está bueno que TODOS nos responsabilicemos ANTES del sexo, para no tener que apechugar después.

Yoly

17 de junio de 2008

Este es un buen regalo para mi ex que, hasta el momento, ya tiene tres cabros, y todos de mujeres súper informadas. ¿Sonó picado?, weno: yo estuve cerca de 2 años con él y aquí estoy, INFORMADA, Armada hasta los dientes y con la Fofi (mi perro) jajajaja. Aunque suene lo más machista que hay... quien tiene que cuidarse es UNA, porque en ese momento ellos no piensan (por lo menos con el cerebro) :)

Ale

17 de junio de 2008

Mmmmmm...Pucha SgordilloE, me parece un poco irresponsable tu postura frente al preservativo (bueno, y machista también) porque a estas alturas de la vida, no es sólo un método anticonceptivo, sino de seguridad frente a enfermedades tan terribles como VIH. Me imagino que no eres de los que va por vida engrupiéndose solo con el cuento de que "a mi no me pasa porque sé con quién me meto"...Joven, uno nunca sabe...

SgordilloE

16 de junio de 2008

bueeee... se inició hace un ratito más o menos largo poh karentxu, con la literatura erótica femenina. La Teresa Wilms Montt fue la pionera y su maridito no encontró nada mejor que recluirla en un convento ("locaterio"), desde donde la rescató el ilustre poeta, para fugarse con ella por un rato. (sip, ese "mesmito", Huidobro). Desde entonces nos llueven desde poesía erótica hasta manuales de todo tipo con pluma femenina. Me parece fuertoncito el término "embarazadores". Como si uno se determinara a embarazar a una dama de puro gusto y por pasar el rato. Supongo que tomar anticonceptivas siguiendo el rito diario es agotador para las damas, sobretodo cuando se hace "por si las moscas". Respecto al preservativo, habemos varones que no lo soportamos. Así de claro, y entre usarlo o abtenerse optamos por la segunda. Me parece que la "pastilla del día después" es lo más acertado como método. Ojalá pudiera masificarse. Y como dice Ale, lo que abunda no daña, de modo que bienvenidos todos los textos. Los buenos y los malos porque así aprendemos a distinguirlos a los unos de los otros. Un abrazo.

Ale

16 de junio de 2008

Creo que hay temas que es muy sano tocar siempre, como el sexo, sobre todo si en las casas o en el colegio aún algo de lo que habla poco. Mientras más literatura haya para elegir, mejor.

Karentxu

16 de junio de 2008

Cuesta tragarse un libro más de sexualidad, sobre todo cuando de un tiempo a esta parte les ha dado a todo el mundo de ponerse a escribir de ello, cuando durante años fueron reticentes hasta para la especialidad. Me llama tanto la atención que hace 5 años leer de sexo era muy extraño y casi siempre se nacía de la pluma masculina. Sin embargo, de pronto se despabilaron varias y encontraron que lejos era un gran negocio y aparecieron libros de fantasías sexuales de las chilenas (libro que era un asco y que hasta una escolar lo habría escrito mejor), luego uno de otra sexóloga que daba consejos tan 'preparados' como: relájese y se le pasará el dolor que siente... plop!; y ahora este. Que ojo, no digo que caiga en el mismo grupo, sino que cuesta convencerse de que pueda ser distinto, aunque la Muldman tiene al menos una característica a su beneficio, es un poquitín más lúdica para hablar del asunto... Mi humilde opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último