10 de 06 de 2008

Dónde está mi tarjeta

¿Quién tiene más tarjetas comerciales en su billetera: un hombre o una mujer? Si miro la mía v/s la de mi pareja créanme que le doy paliza en este ítem. Y es que soy parte de ese 95% de las mujeres que tenemos tarjetas comerciales. Así como lo leen, según un estudio realizado por Gémines, esa sería la cifra, en cambio, sólo un 30% tiene tarjeta bancaria y 23% chequera. ¡Que horror!, yo tengo todo. Según el estudio, las razones para que casi todas las mujeres tengan tarjetas comerciales, es cuestión de género, ya que por lo general somos fieles a quienes nos reciben sin preguntarnos demasiado y sin exigirnos mucho, además de que somos buenas consumidoras, tomamos las decisiones de consumo en el grupo familiar (sino pregúntenle a un hombre a cuánto está el kilo de pan) y además somos buenas pagadoras. El único pero aún es que estas tarjetas además de utilizarla en la casa comercial, sólo puede ser utilizada para comprar bencina o en las farmacias, pero nada más, de ahí que las estrategias se estén ampliando a más servicios utilizados generalmente por mujeres. Y ustedes taconeras tienen tarjetas comerciales, las utilizan frecuentemente

7 comentarios

Cindy

18 de junio de 2008

uf la tarjetas, la perdicion de todas!!! Uno saca una tarjetas solo por sacarlas, aveces ni las necesitas pero en fin la ves y la tienes que tener jajaj

Paula Avilés

11 de junio de 2008

Paulix! hola acabo de probar el link y sí funciona! Mira subes hasta el tope de esta página y haz click en el sobre... sólo tienes que dejar tu mail!

Paulix

11 de junio de 2008

Hola, escribo porque acabo de llegar a su blog y quiero suscribirme, pero el link no está funcionando. Qué pasa??? Saludos y felicitaciones!!!

Ale

10 de junio de 2008

Pucha, soy la pesadita del curso siempre...Es que no tengo ninguna tarjeta de casa comercial y no es porque soy ordenada y responsable con la plata, sino TODO LO CONTRARIO! Y como me temo a mí misma, mejor no me arriesgo. Vivo tranquila con mis chequecitos (de a uno y al día) y mi Redcompra, además de una Máster y una Visa, pero que están sólo para emergencias y/o viajes.

Fran Vives

10 de junio de 2008

Eso es lo importante sacar algo bueno de las lecciones que ta da la vida, pero a veces no te pican las manos por ocupar una cuando te dice 3 cuotas precios contado...

Karentxu

10 de junio de 2008

Uy, tema ultra delicado. Por culpa de esa mala costumbre de coleccionar desde pequeña esquelas, stickers, Barbies y hasta billetes del mundo... terminé de grande coleccionando tarjetas de crédito... desde las de las grandes tiendas hasta las de supermercados. Caí rendida ante las publicidades que me engatuzaron diciéndome que sacaría el pantalón con 20% menos que mi amiga o llevaría dos mermeladas por el precio de una y que más encima tendría doble puntos para sacar un regalo a fin de mes... Puaj... al final terminé más endeudada, que ni los prestamistas usureros me querían arreglar el panorama. Así que decidí dar un vuelco rotundo a mi vida comercial, aprender a vivir con lo que gano y comencé a cerrar una a una mis tarjetas... y hoy, sin duda, duermo mejor.

Paula Avilés

10 de junio de 2008

absolutamente todas!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último