08 de 05 de 2008

Volver a la infancia

Como en los viejos tiempos pero con la tecnología de hoy y con sentido artístico experimental. El clásico juego de vestir a la modelo, el mismo capaz de mantenernos concentradas en frágiles muñecas de cartón, noble material que dejó paso a las Barbies, ahora nos sorprende de la mano de la modernidad. En www.visteme.cl puedes pasarte la tarde buscando la combinación perfecta, como en aquellos años.
Nos llegó esto por mail y lo compartimos con ustedes:
VisteMe es un proyecto de arte que en su primera etapa toma forma en una página web. Como un juego de muñecas de niña VisteMe permite combinar ropas sobre la figura de una muñeca-persona.
Al ir combinando los distintos vestidos, zapatos, poleras, etc. sobre la muñeca-persona se genera un cruce de identidad al mezclar las ropas de sus dueñas originales.
Las mujeres que estén interesadas podrán participar en la creación del closet enviado fotografías de sus ropas en el formato descrito en la página.
Así mismo los usuarios podrán participar eligiendo la combinación que mas les guste la cual será parte de la segunda etapa del proyecto donde se exhibirán todas las combinaciones recibidas.

2 comentarios

Moira Paz

08 de mayo de 2008

Jajjaja me metí y fue muy entretenido.... lo más entrenido fue que en cada propuesta terminada... era verme yo... y en todas las opciones intenté crear una imagen distinta.... jajjaja que difícil arrancar de mi misma...

Paula Avilés

08 de mayo de 2008

jajajja me metí al sitio! muy entrete me encantó! sólo toma pocos minutos y me entretuve. Es bien realista, es decir no estás vistiendo a na super modelo, pero creo que me gustaría que hubieran más alternativas! Háganlo, muy divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último