15 de 04 de 2008

Esto no tiene nombre

Suelo ser bastante respetuosa de las culturas de otros países, algunas las entiendo aunque no las comparto, pero hay otras que simplemente no sólo no la comparto, sino que es imposible de comprenderlas. En Yemén país asiático situado cerca de la península Arábiga, las niñas pequeñas son vendidas por sus padres para contraer matrimonio muchas veces con hombres que las triplican o cuadruplican en edad. Hoy en la mañana los noticieros hablaban de Nayud Mohamad Naser una niñita de sólo 8 años quien tras ser obligada por su padre a contraer matrimonio, había huido del hogar que compartía con su “marido”. Sí, leyeron bien, su marido.

Lo más trágico es que este individuo de 30 años golpeaba a la niña y la obligaba a tener sexo con él. Cuando Nayud logró escapar llegó a pedir auxilio hasta el tribunal de Saná donde hizo un desesperado llamado al juez para que la ayudara a conseguir el divorcio. La pequeña relató al presidente de la corte, que “Intentaba huir de una habitación a otra, pero me perseguía, me pegaba y hacía conmigo lo que deseaba sin que yo entendiera nada de lo que ocurría (..) cuando me veía jugando también me golpeaba y me pedía ir al dormitorio. Lloraba mucho, pero nadie me ayudaba hasta que conseguí huir y llegar al tribunal”.El juez ordenó la detención del marido, que está muy bien, claro, pero qué pasará cuando este hombre salga de la cárcel y exija “lo que le corresponde por lo que pagó”. Los matrimonios de menores son frecuentes en Yemen, así como en algunas áreas beduinas de Arabia Saudí, donde no hay ninguna legislación que prohíba esta inverosímil unión. El punto es cómo hacer para que una niña a la que le quedan todavía muchos años para sólo querer jugar y no preocuparse de otras cosas, pueda efectivamente tener una vida de niña y no tener que vivir esta dramática experiencia. Que a caso la Unicef no llega hasta estos lugares…

12 comentarios

coni

17 de agosto de 2012

me espanta pensar que no es ni sera el único caso, y que los seres humanos no sientan piedad por el daño que le hacen a un angelito, independiente de cada cultura, la gente debería diferenciar lo q esta bien y que esta mal... pobre niña, pobres mujeres ... este mundo parece q cada vez es peor

edgar

25 de mayo de 2009

todos los paises deberian reunircen para dialogar estos asuntos para ayudar a niños y niñas que sufren estos abusos por que no debemos quedarnos quietos solo po que supuestamente es una cultura solo que se inventan gente perbersa y de alto poder. deberian hacer una campaña a nivel mundial para combatir el maltrato y abuso de los menores por que para mi yo veo esto como una guerra mundial con seres que cuando nacen lounico que nos expresan es ternura

gloria

02 de octubre de 2008

no importa de que lugar provengamos lo importante es que todos nos respetemos se que no se puede cambiar otra costumbre religiosa pero lo que se hacen con los niños en otros lados es macabro y todo por seguir u na religion que estoy totalmente segura DIOS no la aprueba para mi eso no es religion.

vero

02 de octubre de 2008

Es lamentable lo que ocurre en otros paises y estoy totalmente de acuerdo creo que es la peor decicion que pueden tomar los padres respecto a sus hijos y lo mas fome es que ellos actuan de acuerdo a sus costumbres religiosas y en ese sentido se pude hacer muy poco porque no se pude pasar a llevar las creencias de un pueblo ademas estas organizaciones que se crean para defender los derechos de las personas estan como ausentes en ese sentido, cuantas veces no a sucedido casos en donde las personas encargadas de estas organizaciones brillan por su aucencia.Es muy importante que los niños esten bien,disfruten cada momento de su vida en un ambiente de AMOR,CARIÑO,RESPETO,etc,ojalas que estos abusos sean denunciados y que haya un momento en que por fin esto termine y para siempre pero para que eso suceda todos debemos caminar por un mismo lado.gracias por el espacio es bueno que se den.

Ale

16 de abril de 2008

Creo que en este caso, el tema de la discusión tiene dos aristas: por un lado está el rechazo absoluto -en mi opinión- al maltrato en todas sus formas y donde sea. Por otra parte, yo siento un profundo respeto por otras creencias, credos y culturas; a lo más, puedo no estar de acuerdo, pero intento -aunque me cueste- nunca cuestionarlo.

Yoly

16 de abril de 2008

A lo que iba es que sin duda hay acciones del ser humano que nos paran los pelos. Pero hablo de cultura, porque hay cosas que nos pasan acá y sí en otros lados: ¿con qué ojos miraría un muslim el ponceo del Parque Forestal?, -aunque a los propios chilenos nos colapse dicha situación... El maltrato no se acepta en ningún caso... pero... entre un hombre que maltrata ALGO QUE COMPRÓ -hablo de un ser humano, detestando en el amplio sentido de la palabra el acto-, y un CHILENO maltrate y mate a la MADRE DE SUS HIJOS QUE JURÓ AMAR ANTE DIOS.... ¿qué nos debería estremecer más?: Creo que todo tipo de violencia es espantoso... pero culturalmente hay acciones que nos carcomen el alma porque no están dentro de nuestra visión occ.

Ale

16 de abril de 2008

Cada cierto tiempo aparecen en la prensa aberraciones de todo tipo, que remecen la conciencia. Si en cada oportunidad hacemos el ejercicio de pensar que eso ya pasó mil veces, que está pasando en otros lugares y que va a seguir pasando, corremos el riesgo de perder la capacidad de asombro.

Chica

16 de abril de 2008

Claudia...la diferencia es que en los pueblos mususlamnes dicha práctica, las de lapidar mujeres, son actos aceptados y validados... Un femicidio es reprobado y juzgado.

Chica

16 de abril de 2008

Comparto la frase de Yoli "Somos muchos y demasiado distintos…" pero difiero completamente sobre el punto en donde fue usada. Me parece una conclusión simplista. Creo que es importante recordar que por muy distintos que seamos las distintas culturas y religiones si convergen en un mismo punto : el amor.... No creo que los años de evolución hayan sido en vano. Hay situaciones que se escapan de cualquier "tradición"...y ciertamente este es uno de esos casos.

Fran Vives

16 de abril de 2008

Ok, Yoli, pero qué hay del maltrato, eso también es parte de la cultura. Por algo el hombre está preso...

Claudia

16 de abril de 2008

Concuerdo con Yoli, hay cosas que nos parecen aberrantes y como madre no puedo evitar sentirme choqueada por una información de ese tipo, pero es cierto que muchas de nuestras costumbres o tradiciones tambien lo son y muchas veces no los vemos. No se trata de ignorar lo que ocurre en otros lugres pero no puedo imponer mi criterio occidental judeo cristiano. Aborrezco noticias como las de las mujeres lapidadas en los pueblos musulmanes pero tambien las aborrezco cuando veo que en lo que va del año vamos en el femicidio 22 y nuestras leyes son débiles y no nos hacen sentirnos protegidas. Que ocurre en el planeta que solo buscamos oprimir a los más débiles? Si Darwin tenía razon y descendemos del mono, nos bajamos antes de estar realmente preparados.

Yoly

15 de abril de 2008

Como decía mi querido profesor de Civilizaciones Orientales (Q.E.P.D.), don Héctor Herrera Cajas, una de las debilidades de Occidente, es que siempre cree tener la razón. No digo que la venta de niñas a maridos mayores sera digno de aplauso, pero es una cuestión de cultura. Y si ya entramos en dicho ámbito, están las mujeres circuncidadas en África, las niñas trabajadoras en la India, las guerrilleras en Colombia... y hace pocos días la italiana Giuseppina Pasqualino, quien fue violada y asesinada en Turquía, mientras recorría a dedo Medio Oriente en un llamado por la paz... Somos muchos y demasiado distintos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último